Fuerzas especiales de la Armada «toman al asalto» el María Pita en aguas de Pontevedra

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

La Fuerza de Guerra Naval Especial encara sus últimos días de adiestramiento en la ría aprovechando las bajas temperaturas de sus aguas

22 abr 2021 . Actualizado a las 22:04 h.

¿Fuerzas especiales de la Armada tomando al asalto en mitad de la ría de Pontevedra un buque de Salvamento Marítimo? La imagen, aunque desconcertante en un primer momento, fue real, si bien se produjo en el marco de los ejercicios de adiestramiento que desde el pasado 11 de abril están realizando las tropas de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada española.

De este modo, y encarando ya lo que son las últimas jornadas de estas maniobras en la mar que se encuadran en su programa anual de adiestramiento, la unidad se ha trasladado a las Rías Baixas para aprovechar las bajas temperaturas de sus aguas y el clima frio propio de la cornisa atlántica. Las fuentes consultadas reseñaron que se busca un contraste con respecto a lo que están habituados estos militares, toda vez que tienen su base en la localidad de Algameca, en Cartagena (Murcia), para que puedan cumplir el objetivo de poder operar en todo tipo de situaciones y condicionantes ambientales.

ARMADA

Conocidas por calar boinas verdes y utilizar como lema la expresión latina Serenitas et Audacia -serenidad y audacia, en su traducción al castellano-, a lo largo de estos días, las fuerzas especiales de la Armada han llevado a cabo saltos paracaidistas al agua, simulado la realización de sabotajes, acometido operaciones de buceo de combate y han culminado operaciones de abordaje, entre otros adiestramientos.

Entre estos últimos se encuadra el asalto y toma del María Pita mientras navegaba por aguas pontevedresas. Desde la Armada reseñan que este ejercicio fue un ejemplo de colaboración con otras «plataformas navales para adiestramiento en operaciones de interdicción marítima».

ARMADA
 

«Soga rápida»

El ejercicio arrancó con la detección de una navegación sospechosa por parte del buque de Salvamento Marítimo, activándose una unidad básica de la Fuerza de Guerra Naval conformada por infantes de Marina. Los militares se desplazaron hasta las proximidades del María Pita a bordo de helicópteros desde los que, empleando técnicas de fast rope -soga rápida, en castellano-, descendieron al remolcador.

Esta técnica fue implementada originalmente por el ejército estadounidense y consiste, según refieren desde la web del blog oficial del Grupo de Operaciones Especiales en Rescate de Argentina, «en descender rápidamente desde helicópteros sin conexión física con la soga». Esto es, «solamente utilizando la fricción con los guantes y los pies, los cuales sirven de estabilizadores para mantener el cuerpo en forma vertical».

ARMADA

El adiestramiento resultó un éxito, y en cuestión de unos pocos minutos los infantes habían tomado el control del buque reduciendo a una tripulación formada por una decena de profesionales.

Desde la Armada precisaron que, a la hora de llevar a cabo estas maniobras, han aumentado «sus capacidades operativas gracias al apoyo de diferentes helicópteros de la Flotilla de Aeronaves de la Armada Española». En concreto, se están desplegando estos días helicópteros SH-60F Oceanhawk y SH-60B Seahawk de las Quinta y Décima Escuadrillas acuarteladas en Rota.

ARMADA

Hasta este viernes, las unidades desplazadas de la Fuerza de Guerra Naval Especial dispondrán de una base de operaciones en la Escuela Naval Militar de Marín, desde la que coordinarán los operativos en diferentes localizaciones del litoral de Pontevedra. De igual modo, se desplazarán a Ferrol «para realizar ejercicios y colaboraciones con los alumnos de las escuelas de la Armada de aquella localidad».