El tenor que pone la banda sonora a las calles de Pontevedra tras triunfar en «Tú sí que vales»

Fausto canta ópera en la milla de oro de la capital del Lérez. Antes de la pandemia lo hacía para turistas en Tenerife y Marina D'or


Cuando uno llega a la calle Benito Corbal de Pontevedra o atraviesa la calle del Príncipe de Vigo es imposible que no escuche a Fausto. Él mismo dice que se pone frente a una boca calle para que su chorro de voz no lo inunde todo. Y no lo consigue. Su ópera logra reunir siempre un corrillo a su alrededor y le ha descubierto un nuevo modo de vida después de años cantando en orquestas y amenizando las vacaciones de los turistas en Tenerife Sur y en Marina D'or. «La calle me da el reconocimiento de la gente y económicamente resulta positivo porque me puedo sacar un sueldo, además me permite que haya gente que me contrate para sus eventos», explica el tenor. Además de amenizar la vida de los turistas -estaba contratado por una productora rusa- pasó por decenas de platós de televisión y llegó a ser finalista de Tú sí que vales, de Telecinco, o formar parte del grupo de Marta Sánchez en La batalla de los coros de Cuatro. Su vida, no cabe duda, se forjó entre escenarios después de empezar a cantar con 12 años. Fausto, que todavía recuerda cuando cantó lírico por primera vez en las islas Canarias, está ahora disfrutando de esta oportunidad forzada que le dio la calle y que solo había probado una vez en su vida. «Cuando vivía en el sur de Tenerife estaba un poco aburrido de la zona, todos eran extranjeros y apenas tenía amigos, así que un amigo de Santa Cruz me invitó a ir a cantar con él a la calle y fui», recuerda Fausto, que se sorprendió de la buena acogida que tuvieron: «Él me decía que la calle era un escaparate muy bueno y que salía trabajo. Tenía razón, canté Nessum Dorma y Oh sole mio y fue bien recibido». Disfrutó la experiencia y regresó otra vez al sur hasta que un día decidió dejar todo para probar suerte en los programas de televisión. Pero la pandemia se le coló en la vida del tenor, que todavía tenía la espinita de volver a la calle. Llevaba ocho años fuera de casa y en febrero del año pasado viajó a Vigo para encontrarse con su familia.

El confinamiento lo pilló en la ciudad olívica y ya no pudo regresar. En ese momento no sabía que estaba poniendo las bases de una nueva vida y que esta estaría vinculada a la calle. «Aunque vuelva a tener trabajo, yo no dejaré nunca de cantar en la calle. Lo compaginaré con actividades privadas para empresas y actuaciones en bodas. Suelo ir a actuar a la iglesia o a amenizar los aperitivos, yo me escapó del baile», apunta este cantante callejero, que ha aprendido a encontrar los mejores rincones para cantar. «A veces le digo a la gente que no haga corrillo alrededor porque nos puede llamar la atención la policía. Siempre busco calles con coches o amplias porque si es una zona tranquila se escucha mucho mi voz y es atronadora», comenta Fausto. Diez minutos frente a él bastan para ver la emoción que despierta en quienes lo escuchan. 

Antes de su etapa lírica en la que debutó en Tenerife, comenzó cantando en 1972 en la Agrupación Gijonesa con América, América de Nino Bravo. Años después acompañó a su madre al convento de San Francisco, donde era cocinera, y los responsables de Espectáculos Expósitivo le ofrecieron la posibilidad de meterse en el mundo de las orquestas. Primero fue Caravana Show de Marín, SIntonía de Vigo o Verano Azul. «En 1983 fue al programa de TVE Gente Joven y me ganó en la final el cantante de Il Divo», recuerda Fausto, que no descarta seguir abriéndose camino en la televisión. Eso sí, seguirá poniendo la banda sonora a las calles de Pontevedra. Ya hay quien lo echa de menos cuando no escucha los acordes de Nessum Dorma en el cruce de Benito Corbal y la calle Sagasta. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El tenor que pone la banda sonora a las calles de Pontevedra tras triunfar en «Tú sí que vales»