Roi Rodríguez dice adiós a su sueño olímpico en Tokio, a donde ahora aspira a viajar Carolina García

El tomiñés y su compañero del Kayak Tudense Albert Martí acabaron terceros en la criba por el K2 1.000, con Cubelos y Peña ratificando su condición de favoritos. La pontevedresa y la asturiana del Tudense Sara Ouzande ganan la plaza del K2 500 para el Preolímpico


Redacción / La Voz

El macro selectivo con el que la Real Federación Española de Piragüismo criba a sus equipos en las pruebas internacionales de esprint esta temporada ha arrancado en la mañana de hoy en el embalse asturiano de Trasona con una de cal y otra de arena para el piragüismo gallego. En el primero de los cuatro días del proceso, el principal foco de atención estaba puesto en las dos primeras pruebas del programa, parte de la carrera olímpica por los pasaportes a unos Juegos de Tokio ya a menos de cien días a la vista. Una cita, la nipona, a la que desde hoy optan la lerezana del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra Carolina García Otero y la asturiana del Kayak Tudense y Deportista Galega de Alto Nivel (DGAN) Sara Ouzande Iturralde, tras ganar la final directa del K2 500 femenino; y a la que dice definitivamente adiós el tomiñés Roi Rodríguez Huertas, tercero en la regata del K2 1.000 junto a su compañero catalán en el Tudense Albert Martí Roura.

Rodríguez, que en vísperas del selectivo mostraba su confianza en poder tutear al talaverano Francisco Cubelos y al zumayano Íñigo Peña, no tuvo opción ninguna. Tras un primer medio kilómetro igualado, la pareja que ha dominado el K2 1.000 español durante todo el actual ciclo olímpico, con cuatro medallas continentales y mundiales coronadas con su plata en el último Campeonato del Mundo, en 2019 en Szeged, ratificó en Trasona la titularidad de la plaza que habían conseguido para España en la cita húngara de hace ya casi dos años. Tras pasar por el 500, Cubelos y Peña pusieron agua de por medio con sus rivales, ganando la final directa en 3.19.261 con aplastante contundencia. Los asturianos del Club Fluvial de Lugo Pelayo Roza y Pedro Vázquez entraron segundos a 2,81 segundos (3.22.074), con Rodríguez y Martí terceros a 3,33 (3.22.598); Javier Hernanz y Javier López cerraron la regata a 7,29 de los ganadores (3.26.558).

Justo antes de la regata del K2 1.000, la final directa por la plaza preolímpica en el K2 500 femenino abría poco más tarde de las nueve de la mañana el programa del macro selectivo. Sobre el papel, el barco de la vasca Begoña Lazcano y de la catalana Laia Pèlach partían por delante en las quinielas; la primera, integrante del K4 500 que intentó sin éxito la conquista de la plaza olímpica para España en el último Mundial y la segunda, pareja de Aida Bauzá en el K2 500 que intentó lo propio en el kayak doble en Szeged 2019. Dos palistas curtidas, séniores de cuarto año. Y sin embargo, Carolina García, todavía Sub-23, y Sara Ouzande, sénior de segundo año y tripulante en el mencionado último K4 500 mundialista, se llevaron el gato al agua en Trasona, con una demostración de poderío. Sacándoles en línea de meta un barco a Lazkano y Pèlachs, 2,01 segundos trasladado al cronómetro. García y Ouzande completaron el medio kilómetro en 1.46.720, por los 1.48.738 de sus rivales por la plaza preolímpica, completando la lista de llegada en el selectivo los K2 de Míriam Vega y la tudense Lara Feijoo, en 1.51.022, Eva Barrios y Laura Pedruelo, en 1.52.818, y Teresa Tirado y Mirella Vázquez, en 1.56.902.

Carolina García y Sara Ouzande tienen ahora tres semanas por delante para preparar el asalto a una plaza en los Juegos Olímpicos de Tokio en la segunda semana de mayo en Szeged, Hungría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Roi Rodríguez dice adiós a su sueño olímpico en Tokio, a donde ahora aspira a viajar Carolina García