El IES Montecelo diseña un prototipo para aprovechar la energía residual de los coches

Alumnos de FP Básica de dos cursos participaron en el plan

El prototipo diseñado por alumnos del IES Montecelo en Pontevedra para aprovechar la energía cinética residual de los vehículos
El prototipo diseñado por alumnos del IES Montecelo en Pontevedra para aprovechar la energía cinética residual de los vehículos

pontevedra / la voz

El IES Montecelo de Pontevedra parece estar abonado a que sus proyectos de innovación sean premiados. A la larga lista de reconocimientos acaban de sumar otra iniciativa con la que quieren poner en valor la formación y a los alumnos de FP Básica. El proyecto Aercvy, como se denominado, fue premiado por la Consellería de Educación el año pasado con el compromiso de rematarlo antes del 31 de marzo.

¿En qué consiste Aercvy? Estudiantes de 1.º y 2.º de FP Básica de Mantenimiento de vehículos trabajaron sobre el aprovechamiento de la energía cinética residual de los vehículos. La energía que se produce es electricidad y se le puede dar el uso que se quiera. Para ello diseñaron un prototipo. El director del instituto, Miguel Carballa, explicó ayer que en el centro se realizó el diseño y el ensamblaje de todas las piezas del proyecto. Se montaron las aspas sobre los rodamientos, comprobando la sujeción de las poleas y el equilibrio del giro.

A continuación se colocó la reja de protección y se reforzó el armazón exterior. El siguiente paso fue colocar las fijaciones y montar los alternadores para ir completando la instalación eléctrica con el montaje de la batería, el regulador y el inversor senoidal. Miguel Carballa apunta que se añadieron placas solares para complementar la energía producida. Posteriormente, se procedió a rotular el prototipo y a elegir el logo del proyecto entre los que habían propuesto alumnos del ciclo superior de Diseño y gestión de la producción gráfica, que también se imparte en el IES Montecelo. Para hacer realidad el proyecto profesores y estudiantes contaron con el apoyo de dos empresas de la comarca. En concreto, Indicaf, de Cuntis, colaboró en la construcción de las aspas, mientras que Inelsa, de Sanxenxo, asesoró en distintos aspectos de los circuitos eléctricos, valorando una prueba de funcionamiento en carretera. Desde la dirección se valora muy positivamente el proyecto. «O único aspecto desexable de mellora sería poder probalo nunha vía de alta velocidade e con tráfico fluído», señaló Carballa.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

El IES Montecelo diseña un prototipo para aprovechar la energía residual de los coches