El Cisne tropieza con las ganas del Ademar de olvidar sus tres derrotas consecutivas (35-23)

El equipo de Manolo Cadenas acorraló a los pontevedreses tras una primera parte muy competitiva


LEÓN eFE / la voz

El Cisne vuelve a tropezar ante un Ademar, que se aprovechó de la condición de colista de los pontevedreses para lamerse las heridas que dejaron las últimas tres derrotas consecutivas. La derrota supone un nuevo golpe para los de Jabato, que ven como se alejan sus posibilidades de salvar la categoría y que fue presa fácil para un Abanca Ademar necesitado de quitarse dudas para empezar a acercarse a unas posiciones nobles de las que hacía tiempo no estaba tan alejado (35-23).

Si en la primera mitad los gallegos aguantaron con dignidad el tipo y compitieron de tú a tú al Ademar, en la reanudación tan solo bastaron un puñado de minutos para que los ademaristas pusieran la directa y se tomaran el último cuarto a modo de inventario.

Salvo el anecdótico 0-1 inicial y los primeros compases de cierta igualdad, el partido siempre estuvo en el escenario que le interesaba al equipo leonés al que volvió a servirle su portería y la velocidad al contragolpe para llevar encarrilado el encuentro. Ya había avisado el segundo entrenador del Cisne en la víspera que esos eran dos de las mayores virtudes del equipo local. Pero también puso la atención en Pérez de Arce y en Jaime Fernández. No se equivocó Marcos, Quiños, Otero, cuando detallaba esos peligros. Y es que después de que los extremos, el renovado Gonzalo Pérez y el que previsiblemente lo será pronto, Jaime Fernández, llevaran la voz cantante ofensiva, la entrada del chileno Erwin Feuchtmann volvió a servir para desatascar el juego ademarista para llegar al descanso ya con una renta apreciable, 17-12.

Aunque el Cisne todavía tenía opciones de pelear por la remontada, en la reanudación se mantuvieron los mismos protagonistas Slavic -que acabaría rozando el 55 % de acierto- y el chileno, en su partido más resolutivo en ataque con ocho dianas y tan solo un error de lanzamiento, el de una pena máxima luego remachada.

Ni los dos tiempos muertos, casi consecutivos, del técnico del Cisne sirvieron para detener la hemorragia y, con todo sentenciado, 28-14, mediado el segundo período, Manolo Cadenas decidió dar opciones a los jóvenes y menos habituales para que todos disfrutaran de una victoria balsámica y necesaria. A los de Jabato le toca seguir sufriendo. Ahora toca pensar en el Guadalajara que visita el sábado Pontevedra.

Ademar: Slavic (Honrado); Jaime Fernández (4), Lucin (2), Natán Suárez (1), Marchán (3), Gostovic (3), Gonzalo Pérez (5, 1 p); Martínez Camí (2), Kisselev (1), Feuchtmann (8, 1 p), Carrillo, Antonio Martínez (2), Donlin (3), Casqueiro (1), Lodos.

Cisne: Villamarín, Picallo (2, 1 p), Nekrushets (3), Carro (1), Ramos (5), Calvo, Ángel Iglesias (1); álex Chan (6), Álvaro Preciado (3), Pablo Gayoso , Arias (2 p), Leiras, Simón , Pombo, Conde.

MARCADOR: 3-2, 5-5, 9-7, 12-8, 13-10, 17-12 (descanso), 19-13, 23-14, 28-14, 28-17, 31-19, 35-23

ÁRBITRO: Fernanda Espino Guerra y Víctor Navarro Baquero. Excluyeron por dos minutos a Kisselev, Gostovic por Ademar; Carro y Preciado del Cisne.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Cisne tropieza con las ganas del Ademar de olvidar sus tres derrotas consecutivas (35-23)