Victoria sin brillo del Pontevedra

A. DAvila PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Los granates suman sus primeros puntos de la primera fase gracias a dos goles de Damià

04 abr 2021 . Actualizado a las 22:50 h.

El Pontevedra estrenó fase de permanencia con una victoria ante el Covadonga. Dos goles de Damià en la primera parte le dieron la victoria a los granates en un partido malo de los de Luisito en el que fallaron ocasiones de sobra como para conseguir un marcador más amplio.

El partido se puso rápidamente de cara para los intereses pontevedreses. Tras un primer aviso en forma de disparo contra el lateral de la red del ayer titular Jorge Fernández, otra de las novedades en el once, Damià Sabater, inauguró el marcador. El centrocampista llegado en el mercado de invierno se aprovechó de un pase de Charles tras jugada personal para batir a Aitor Rodríguez con un disparo que golpeó en un defensor asturiano para desviar la trayectoria del cuero y sorprender al meta visitante. No se había cumplido todavía el minuto diez de partido.

El Pontevedra arrancó claramente mejor que el Covadonga, que estaba sufriendo lo indecible en defensa y vieron como el marcador se podía ampliar rápidamente. Esto sucedió al cuarto de hora de juego y de nuevo fue Damià Sabater el que ejerció de goleador local. En esta ocasión el mediocentro sorprendió a un descolocado Aitor Rodríguez con un disparo desde tres cuartos de campo que no encontró respuesta de un cancerbero que quizás sí pudo hacer más esta vez por evitar el tanto pontevedrés.

No contentos con el 2-0, el Pontevedra siguió con su acoso y derribo sobre la portería asturiana. Tan solo un minuto después del segundo tanto, los granates perdonaron el tercero en una acción en la que Álex González se plantó solo dentro del área y se quedó cortó en la asistencia a Rufo para que este sentenciase el partido a placer. También Charles vio como lo era anulado un tanto de cabeza por fuera de juego cumplida la media hora de partido.

Pero lo que parecía una plácida tarde de fútbol para el Pontevedra, se empezó a complicar superado el ecuador del primer acto cuando el Covadonga empezó a soltarse. Los asturianos tuvieron su primera oportunidad en una acción rápida sacando una falta en la que Álvaro Cortés estuve atento para echarse encima de Edu Font antes de que pudiese rematar con espacio. El propio Font dispuso de otra oportunidad clarísima para recortar distancias en una acción en la que Javi Martón estuvo listo para dejar pasar la pelota para habilitarle en el segundo palo. El disparo del atacante del Covadonga fue desviado por Churre para evitar males mayores. El premio al giro del timón del Covadonga lo encontró a la media hora de juego Jaime Álvarez con un preciso disparo de falta que sorprendió a Cortés.

El partido se volvió menos vistoso tras el tiempo de descanso. El Pontevedra fue incapaz de demostrar el colmillo de los primeros minutos y se mostró apático y desdibujado, incapaz de brillar en labores de construcción. Pese a todo, los de Luisito sí tuvieron la oportunidad de aumentar su ventaja. Rufo marró la primera tras enviar alto de forma inexplicable un rechace a un disparo lejano de Adrián Cruz y, un minuto después, fue Charles el que remató por encima del larguero un centro de una falta lateral puesta en juego por Álex González.

El recital de ocasiones desperdiciadas por el ataque lerezano no se quedó aquí, pues en el cuarto de hora final fueron Rufo y Oier Calvillo los que perdonaron las sentencias en sendos mano a mano contra el portero y con todo de cara para hacer el gol. El pichichi granate se encontró con el palo, mientras que el ex de Osasuna la envió desviada.

El partido se rompió definitivamente en los minutos finales. Con Luisito desesperado por que su equipo no se metiese atrás y un Covadonga más incisivo, más por corazón que por fútbol, en el que solo Sergio Ríos probó puntería. Finalmente, la victoria se quedó en casa y los granates suman sus primeros puntos de la fase de la permanencia en un final de partido en el que se escucharon silbidos desde las gradas.