El Cisne intenta la remontada en la recta final, pero pierde contra el Cangas (20-24)

Jabato acabó en la grada tras recibir una tarjeta rojo en un partido que acerca al Frigoríficos a la salvación


Pontevedra / La Voz

El Dicsa Modular Cisne despertó demasiado tarde en el Municipal de Pontevedra. Después de ir por detrás y llegar a acumular una diferencia de hasta diez goles, logró remontar, pero le faltaron minutos para poder equilibrar un marcador que finalmente dio la victoria al Cangas, permitiéndole alejarse del descenso y hundir más a los de Jabato.

Ni los diez goles de diferencia que se mantuvieron durante buena parte del partido eran justos ni la victoria del Cangas tan trabajada. Una vez más, las pérdidas de balón y las precipitaciones condenaron a un Cisne, que falló hasta cinco penaltis. A ninguno le interesaba perder, pero al Cisne esta derrota le deja casi sin opciones de sobrevivir en su primer año en Asobal.

Ambos equipos se jugaban la vida y se notó en la intensidad que metieron desde el principio, con una defensa muy acertada de los de Nacho Moyano. El acierto de Jorge Villamarín contuvo en los primeros minutos los desajustes ofensivos del Cisne, pero pronto los contraataques de Dani Fernández abrieron la primera diferencia en el marcador y ya no se pudo volver a igualar.

Jabato pidió el primer tiempo muerto en el minuto 16 con 4-7 en el marcador, pero el buen trabajo de Javi Díaz no hizo más que separar a ambos equipos en el marcador. El Cisne estuvo hasta siete minutos sin anotar. Al descanso el resultado todavía estaba abierto, pero lejos de igualarse la contienda tras el paso por vestuarios, la situación empeoró y los pontevedreses se desesperaban en el pista aumentando aún más las imprecisiones y las pérdidas de balón.

El Cangas empezó a relajar ese acoso y Villamarín neutralizaba los lanzamientos. Pero el Cisne no supo aprovechar esa debilidad y, no solo falló los penaltis, que se repartieron entre cuatro lanzadores distintos, sino que no lograba anotar. No fue hasta los últimos minutos cuando los de Jabato —que recibió una roja y acabó el partido en la grada— cuando empezaron a rentabilizar los errores del Cangas y a llegar con peligro gracias a los arreones de Carlos Álvarez, Álvaro Preciado, Dani Ramos y Pablo Gayoso. Los locales fueron acortando distancias, pero ya no había tiempo. Y el Cisne moría en la orilla después de haber hecho un parcial de 6-0 en la recta final. Un gol de David Iglesias tras el tiempo muerto de Nacho Moyano dio tranquilidad al Frigoríficos, que sabía que ya no había marcha atrás en el resultado. Ahora toca olvidar y pensar ya en la cita del próximo sábado. El Cangas recibe al Ademar y el Cisne visita al Balonmano Nava, en la que será otra final.

.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Cisne intenta la remontada en la recta final, pero pierde contra el Cangas (20-24)