Dicsa Cisne y Cangas, la batalla por la permanencia «en una final»

El equipo local anima a los aficionados a llenar las 300 localidades que se permitirán en el Municipal de Pontevedra


pontevedra / la voz

El Cangas llegará este miércoles al Municipal con ánimo de revancha y sabiendo que quién se lleve los dos puntos habrá dado un paso al frente por la permanencia. El calendario mantiene la esperanza de la remontada del Dicsa Modular Cisne porque todavía tiene dos partidos más aplazados, Ademar y Granollers, previstos para el 7 y 13 de abril, respectivamente. Pero el mañana (19.00 horas) es casi a vida y muerte. Con esa diferencia de encuentros, el Frigoríficos Morrazo está con cinco puntos más que los pontevedreses. Una victoria de los de Jabato supondría un empujón anímico, pero sobre todo un respiro en la clasificación. Y es que si es el Cangas quien gana, se escaparía demasiado en la tabla.

Ambos equipos reconocen la necesidad de puntuar. El Cisne quiere reeditar punto por punto el partido de O Gatañal, donde jugaron el mejor partido de la temporada, pero los de Nacho Moyano vendrán a por todas después de cuatro derrotas consecutivas (las mismas que el Cisne). «Vienen con más ánimo de revancha que nosotros, es un equipo supuestamente más histórico y tienen la presión de sacar los dos puntos, es por eso que tenemos mucho que ganar. Ellos vienen con presión y saben que si se quieren salvar tienen que ganar», asegura Gonzalo Carró.

El jugador del Cisne se recuperó de la lesión en Navidades y desde entonces ha sido una pieza clave para Jabato. Le ha dado al equipo altura en la línea defensiva y ofensiva, además de aportar experiencia: «Lo afrontamos con mucha positividad y queremos sacarlo sí o sí». Tanto él, como el capitán del equipo, Pablo Picallo, reconocen que a pesar de los malos resultados «llegamos con ilusión de poder cambiar la dinámica y hacer un partido parecido al que hicimos en la primera vuelta. Vamos a intentar no cometer tantos errores como los que se están cometiendo y que nos están lastrando». La plantilla es consciente de que cuando llevan el marcador en contra, los errores se multiplican en la pista y los penaliza en el marcador. «Regalamos las opciones de estar en el partido porque intentamos remontar tres goles en una jugada y eso es imposible, teníamos que haberlo solucionado antes porque es una espiral negativa de la que tenemos que salir ya», apunta Carró.

Eso pasó en los últimos encuentros, cuando la necesidad de puntuar les llevó a pérdidas de balones y a jugadas precipitadas que buscaban enmendar el error cometiendo con uno aún más grande. «La clave va a estar en nosotros y en como interioricemos el partido, sabíamos a principio de temporada que esto iba a ser así. El Cangas sí tiene esa presión de estar en Asobal, nosotros somos muy conscientes de lo que hay que hacer», apunta Pablo Picallo, que recalca que «estando bien, como en la primera vuelta, podemos competir a cualquiera». Los jugadores del Cisne, así como su presidente, reconocen que el encuentro ante el Cangas es «clave para sacar la cabeza». Gonzalo Carró recalca que «la gente nos pregunta, ‘¿qué pasa si se pierde?' Hay que ser realistas. Nos jugamos más de dos puntos, este partido tiene un tratamiento de final».

El Cisne tendrá disponible a toda la plantilla, salvo la baja ya sabida de Andrés Sánchez, y Valadao. Al tratarse de un partido aplazado, los jugadores fichados después de esa fecha no podrán jugar. Sí lo harán Olek y Ángel Iglesias, que se incorporaron al equipo antes del 20 de febrero, fecha en la que tenía que haberse disputado el derbi gallego por la supervivencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dicsa Cisne y Cangas, la batalla por la permanencia «en una final»