Pontevedra modifica su calendario fiscal para permitir aplazar recibos

Serxio Barral Álvarez
Serxio barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Terrazas clausuradas al 50 % en el centro histórico de Pontevedra
Terrazas clausuradas al 50 % en el centro histórico de Pontevedra RAMON LEIRO

El pago de la tasa de basuras y agua podrá posponerse hasta el 10 de septiembre

10 mar 2021 . Actualizado a las 11:55 h.

A finales de enero, a preguntas de La Voz desde el gobierno local se informaba de que el Concello de Pontevedra no había previsto ninguna medida fiscal que permitiera el aplazamiento de tasas e impuestos municipales. Ahora sí. Enmarcado en el Plan Supera, de reactivación económica del municipio, el gobierno local anunció este martes una serie de medidas que suponen cambios en el calendario fiscal para permitir el aplazamiento de pagos o ampliar los plazos de cobro. El objetivo, según explicó la portavoz del gobierno local, Anabel Gulías (BNG), es proponer «fórmulas que faciliten ou melloren a xestión e a liquidez das familias de Pontevedra».

¿A qué tasas o impuestos afectan las medidas anunciadas por el gobierno local?

De momento, a la tasa de basuras, agua y alcantarillado (que se abonan en un mismo recibo con carácter bimestral), y al impuesto de vehículos, la popular viñeta. El primero podrá aplazarse hasta el 10 de septiembre; y para el segundo se amplía el período de cobro en dos meses. Gulías explicó que se opta por estos dos recibos porque son los que afectan a un mayor número de vecinos.

¿Quién puede acogerse a los cambios en el calendario fiscal?

Cualquier contribuyente, ya sea una persona jurídica o una persona física. Gulías explicó que el aplazamiento fiscal tiene dos características. «É global, é dicir que é tanto para negocios como para particulares, porque, como dixemos moitas veces, é certo que hai sectores económicos que o están pasando especialmente mal pero tamén hai familias con diferentes casuísticas que se lles complica o día a día». La segunda característica es que se trata de una medida «de carácter potestativo, para quen o solicite». Es decir, que acogerse o no a los aplazamientos en una decisión voluntaria y personal de cada contribuyente. El año pasado, a raíz del confinamiento del primer estado de alarma. El Concello de Pontevedra aplazó unilateralmente el cobro de impuestos como el de vehículos, y hubo vecinos a los que no les gustó la medida porque distorsionaba su planificación económica para el año, por lo que esta vez se permite que sea el contribuyente el que decida.

¿Cómo es el aplazamiento del recibo de basura, agua y saneamiento?

En el caso de la tasa de basuras, agua y alcantarillado, se puede aplazar el pago de los recibos de los tres primeros bimestres del año (que se pondrán al cobro los días 15 de marzo, 15 de mayo y 15 de julio). Cualquier persona que lo solicite podrá aplazar cualquiera de estos recibos (o los tres) simplemente llamando a la compañía concesionaria del servicio de agua y alcantarillado, Viaqua (986 863 335 de 8 a 15 horas), sin tener que dar mayores explicaciones. «A idea é que cada quen poida decidir cando lle ven mellor pagar os recibos», señaló Gulías

¿Qué pasará el 10 de septiembre?

En principio, en esa fecha habrá que ponerse al día en los pagos aplazados. Es decir, que si se optó por aplazar los tres recibos, habrá que abonarlos de golpe, salvo que el Concello acuerde una nueva medida similar.

¿Cuál es la medida adoptada con el impuesto de vehículos?

En cuanto al impuesto de vehículos (la popular viñeta), se pasará el cobro el 6 de mayo, que es la fecha que prevé el calendario fiscal municipal. Normalmente el período de pago voluntario dura un mes, pero en esta ocasión se ampliará dos meses más. Es decir, que se podrá pagar hasta el 7 de agosto. En el caso de recibos domiciliados, basta con dar orden a la entidad bancaria de que no abonen el cargo del Concello hasta la fecha que venga mejor, siempre antes del 7 de agosto.

¿Se puede pagar como siempre?

Sí. La decisión de aplazar los pagos es voluntaria.

La decisión sobre cómo compensar la tasa de veladores se tomará después del verano

Existe un tercer recibido sobre el que el Concello de Pontevedra prevé tomar decisiones: la tasa de veladores, que afecta exclusivamente a los negocios de hostelería, uno de los grandes perjudicados por las restricciones derivadas de la pandemia.

¿Qué va a hacer el gobierno local?

Se prevé «compensar» a los empresarios por el período de tiempo en que estén afectados por restricciones, ya sean por cierre total de los negocios o por limitaciones a la hora de instalar terrazas, como sucede en la actualidad con los veladores solo al 50 %. Anabel Gulías explicó que la decisión esperará al menos hasta después del verano, con el fin de analizar la evolución de las medidas sanitarias. Este compás de espera supone de por sí un aplazamiento en el cobro de la tasa, ya que normalmente se giran los recibos en el mes de julio.