Con un disparo en la columna y arrastrando las patas, la realidad de Ental, una gata que busca familia en Pontevedra

Difusión Felina, que atiende gatos envenenados, abandonados y heridos, tendrá que cerrar temporalmente por falta de financiación


pontevedra / la voz

Gatos con balinazos en el cuerpo, abandonados en colonias o envenenados. Este es el día a día de Difusión Felina de Pontevedra, que se ha visto obligada a cerrar temporalmente por no poder asumir los elevados costes de las facturas del veterinario. En muchos casos de miles de euros. La crisis económica que deja el covid ha aumentado el abandono de los gatos, pero también el maltrato. Ental es una de esas gatitas. Alguien le disparó y Difusión Felina acudió a Vilaboa a por ella -aunque solo actúan en Pontevedra-. Desde hace dos meses está ingresada en una clínica a la espera de una familia de acogida. La bala se incrustó en su lomo y no puede mover las patas de atrás. «Es muy juguetona y buena, pero para moverse tiene que ir arrastrando las patitas delanteras», explica Estela Molero, de Difusión Felina, que asegura que los disparos a los gatos es algo que ha aumentando en los últimos tiempos sin que se encuentre a los culpables. «Ental es una gatita cariñosísima, que sigue ingresada en el veterinario. Si alguien la quisiera acoger, sería maravilloso, en el veterinario están enamorados de lo buena que es», comenta Molero, que asegura que necesitaría rehabilitación, pero no haría falta que usase pañal porque tiene control de esfínteres. 

Cada día de ingreso y operación de los gatos que atienden se convierten en facturas que hay que pagar. «Pedimos ayuda a los ayuntamientos porque para nosotros es inasumible», comenta Estela, que asegura que a veces se llega a cuatro o cinco mil euros. «Cuando damos en adopción un gato recibimos donativos de 20 euros si son bebés y de 60 euros cuando son adultos», comenta la voluntaria de Difusión Felina. 

El de Ental es un caso, pero Estela Molero recuerda también a Balín, un gato acribillado a balinazos y que ya se ha recuperado. «Y muchas veces los abandonan en colonias porque no los pueden mantener y tenemos que ir a rescatarlos. Son gatos dóciles que no se adaptan a vivir fuera de su entorno y el resto los atacan», comenta Estela.

A través de sus redes sociales, los responsables de Difusión Felina señalaban esta mañana: «Estamos muy tristes pero de verdad que no podemos más, ni damos para más.Os agradecemos cualquier tipo de donación por muy pequeña que sea a través de nuestro número de cuenta, teaming o PayPal». Animan a los amantes de los animales a colaborar con ellos a través de su cuenta corriente o con un euro al mes en www.teaming.net/ayudaalosgatosdedifusionfelina. En estos momentos tienen entre 30 y 40 gatos en acogida y buscando nuevas familias. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Con un disparo en la columna y arrastrando las patas, la realidad de Ental, una gata que busca familia en Pontevedra