Desalojan y cierran los bares de la plaza de A Verdura de Pontevedra por la gran aglomeración de gente

Los hosteleros de la zona reconocen que además de la gente en las terrazas que cumplía las normas, había muchos con bolsas de supermercados


pontevedra / La voz

Todavía faltaba casi una hora para cerrar los bares cuando la Policía Local y Nacional de Pontevedra se vio obligada a desalojar la céntrica plaza de la Verdura por la gran aglomeración de clientes que se amontonaban en el entorno. Y es que ya lo avisaban los hosteleros el día anterior. La propietaria de Os Carballo, uno de los locales más populares de la zona, aseguraba que «estoy estresada por lo que pueda pasar mañana». Pues bien, llegó el día y después de mantener la calma durante toda la mañana, se torció todo por la tarde.

Desde uno de los locales reconocían que «había mucha gente y estaban sentados en las mesas, pero poco a poco iban llegando más con latas del supermercado y se sentaban en los bancos y por la zona». Varias patrullas de policía se acercaron hasta el lugar y pidieron a los hosteleros que empezasen a recoger para que la clientela se fuese. «Había gente muy perjudicada y ya se sabe que muchos cuando beben, ya no saben lo que hacen», comenta este hostelero, que espera que el domingo no se vuelva a repetir esta imagen que perjudica a profesionales y clientes.

El viernes eran varios los hosteleros que reflexionaban en voz alta sobre cómo se permitía que la hostelería abriese en fin de semana y con buen tiempo. Sabían lo que se podía avecinar en una ciudad como Pontevedra, donde la concentración de locales en esta plaza ya ha traído más de un quebradero de cabeza a los propietarios en anteriores desescaladas. Desde la Policía Local tramitan ahora las denuncias por el incumplimientos de las normas, aunque no han precisado el número de ellas ni a quienes.

«Nos toca ser muy estrictos porque la gente está muy ansiosa por salir a la calle», decía Beatriz Araújo, responsable de La Espuela, el primer día de la desescalada. Ahora todos piden prudencia, algo que el comité clínico se ha encargado de repetir por activa y por pasiva para que no haya un retroceso de lo logrado en el último mes.

Sanidade advierte a hosteleros y clientes: «están poñendo en risco a todos»

LA VOZ

Bares, restaurantes y cafeterías llevan tres días abiertos; la Xunta ya ha detectado incumplimientos y avisa de que «intensificará la vigilancia»

Los gallegos llevaban un mes -más en algunos concellos de Galicia- sin poder tomar algo en una terraza o comer en un restaurante, sin poder ver a nadie más allá del círculo de convivencia y sin salir del concello de residencia. Desde el viernes, la desescalada relajó esas medidas. El buen tiempo, además, se ha convertido en el aliado perfecto para disfrutar de esa pequeña libertad. El problema llega de la mano de los que no cumplen las medidas y olvidan que todavía hay más de un centenar de enfermos en las ucis.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Desalojan y cierran los bares de la plaza de A Verdura de Pontevedra por la gran aglomeración de gente