Luisito se recupera de un trombo en el brazo derecho

PONTEVEDRA CIUDAD

Ramón Leiro

El técnico del Pontevedra retomará hoy los entrenamientos tras ausentarse el lunes

24 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Luisito espera reaparecer hoy en el entrenamiento del Pontevedra después de que el pasado lunes tuviese que ausentarse de la sesión por un fuerte dolor en el brazo derecho y quedó el segundo entrenador, Ibrahim Baptiste, al frente del equipo. Empezó a encontrarse mal por la mañana y siguiendo las recomendaciones del médico del club, José Barragáns, acudió por la mañana al Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez para someterse a una ecografía, pero desde este centro le recomendaron acudir al especialista al Clínico de Santiago para conocer el alcance de la dolencia, donde se le diagnosticó un trombo en la extremidad.

Tras un día de reposo en su domicilio, tiene previsto reaparecer hoy en el campo de Xeve para continuar con la preparación del equipo en esta recta final del campeonato. Hasta el momento no ha interferido en las sesiones planificadas, ya que el martes es día de descanso en la casa granate.

El técnico de Teo comparecerá esta mañana en Pasarón para explicar qué es lo que le ha ocurrido. El jefe de cardiología del Chus, José Antonio Juanatey, explicaba ayer en qué consisten este tipo de dolencias. Lo primero que distingue es si se trata de un trombo en una vena o en una artería, lo que cambiaría su tratamiento y evolución. «Si se produce en una vena se trataría de un problema localizado, pero en el caso de que se produjese en una arteria puede provenir del corazón», apunta Juanatey, lo que obligaría a saber cuál es el origen. «Si se trata de una embolia en una arteria puede ser una arritmia, muchos de estos coágulos que salen del corazón se van a la cabeza», apunta el cardiólogo.

Luisito recibió el lunes un tratamiento anticoagulante y es, según informaron desde el club, ayer se encontraba bien, aunque deberá continuar con el tratamiento. «Lo primero es sacar el trombo y saber de donde viene», indica el jefe de cardiología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, quien añade que en buena parte de los casos, los tratamientos que se aplican son anticoagulantes para evitar que se formen coágulos y se puede mantener la vida y actividad normal.

Recta final complicada

Tras el susto del lunes, Luisito espera que todo vuelva a la normalidad desde hoy para poder afrontar el último tramo de la competición. El equipo se recupera de la derrota del pasado domingo contra el Compostela en Pasarón, un resultado que no encajaba en la mente de los granates, que han sumado cuatro puntos en los últimos tres partidos. Luisito llegó al equipo el pasado 8 de febrero con la única meta de remontar el bache del equipo, que llevaba casi dos meses sin conocer la victoria. Tras empatar con el Guijuelo, ganó en Salamanca y perdió en Santiago.

En su regreso a Pontevedra para resucitar a los granates no lo acompañó su equipo técnico. Luisito se sentó en el banquillo granate sin Pepe Rico ni Roberto Valdés, sus escuderos en su andadura deportiva. Junto a él, está como segundo entrenador Ibrahim Baptiste, quien estaba ya con Jesús Ramos, y que el pasado lunes asumió el mando del equipo.

La siguiente cita del Pontevedra será la próxima semana -el 7 de marzo porque este fin de semana no hay competición- con el Dépor en Riazor, un encuentro decisivo para el futuro de ambos equipos separados por dos puntos. El equipo de Luisito está en séptima posición con 18 y los de Rubén de la Barrera, en sexto lugar, con 20.