Caravana-protesta de vehículos de Ence y empresas auxiliares, el pasado viernes ante la Delegación del Gobierno en A Coruña
Caravana-protesta de vehículos de Ence y empresas auxiliares, el pasado viernes ante la Delegación del Gobierno en A Coruña ANGEL MANSO

La constancia de un ingeniero aeroespacial de Lérez; la firmeza de miles de hosteleros que resisten a la pandemia y a los cierres, y el tesón de la plantilla de Ence y auxiliares

21 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Perseverancia es sinónimo de «constancia, persistencia, firmeza, dedicación y tesón. En este sentido, se aplica tanto en las ideas, como en las actitudes, en la realización de algo, en la ejecución de propósitos o en las resoluciones del ánimo». En una acepción complementaria, se define también la perseverancia como «mantenerse constante en algo que ya se comenzó, a pesar de que la situación se ponga complicada».

Esta última definición es la que me parece más indicada para anillar los tres asuntos de la actualidad de la semana que hoy traigo a colación en esta crónica. Primero, el protagonismo y la dedicación de un ingeniero aeroespacial pontevedrés, Fernando Abilleira, quien desde hace años trabaja en la NASA para lograr este último hito aeroespacial con el amartizaje de Perseverance en el planeta rojo. Segundo: la resistencia numantina de miles de empresarios, autónomos y trabajadores de la hostelería pontevedresa que aguardan que les deparará la próxima desescalada que se decidirá mañana. Y, tercero: el tesón de la plantilla de Ence y su red de auxiliares que han decidido trasladar sus protestas a otras ciudades de Galicia en su afán de visibilizar la defensa de sus puestos de trabajo.

Un pontevedrés en Marte

Fue en 2014 cuando en Pontevedra y en Sanxenxo empezamos a oír hablar de Fernando Abilleira, un ingeniero aeroespacial que había fichado con apenas 24 años por la NASA y que ya trabajaba en misiones a Marte. Fue a raíz de una colaboración entre la Universidad y el Concello de Pontevedra cuando se tuvo la excelente idea de invitarle a dar una charla en el teatro Principal que convocó a cientos de personas a escucharle. Aprovechando que venía a veranear a Sanxenxo y visitaba a su abuelo en Lérez, la experiencia se repitió en 2019. Cuando ya estaba muy avanzada la misión Insight que preparaba la nave que se posó sobre la superficie marciana en la noche del jueves. Precisamente la responsabilidad de Fernando era programar y supervisar que tanto el vuelo, desde que despegó el 30 de julio de 2020, hasta el amartizaje de hace tres días, fueran tan correctos y exactos como han resultado.