¿Desescalada en el comercio? El sector prima la movilidad sobre los horarios

Los negocios abren más horas, pero urgen trabajar sin cierre perimetral


pontevedra / la voz

Dos horas al día más de apertura para el comercio local no son suficientes para que suponga un punto de inflexión en la desescalada. Es un alivio, pero en el día en el que Pontevedra retoma la actividad completa después del festivo, los negocios reclaman dar un paso más para empezar a salir de este mal sueño económico que le supuso la pandemia.

Cerca de 1.500 tiendas volvieron a su horario habitual después de tres semanas obligadas a cerrar a las seis. Es una de las primeras medidas de la desescalada, junto a la apertura de teatros, cines o bibliotecas, pero ¿es suficiente? Teniendo en cuenta lo que dicen a pie de calle, no. Creen que abrir hasta las 20.30 horas no significará un cambio tan significativo como sería que se levantasen los cierres perimetrales. «Tenemos muchos clientes que vienen de Marín y de Poio, así que mientras no permitan esa movilidad estamos fastidiados», reconoce Lorena Díaz, de la tienda de moda Quomo, que este mes ha aprovechado para impulsar www.quomoshop.es y poder sumar un nuevo ingreso a unas cuentas que están costando sacar adelante.

Olga Fraga, impulsora de Tolf, en Manuel Quiroga, intenta siempre ser optimista, pero estas semanas le han bajado las expectativas. Se trasladó desde un pequeño local a la nueva ubicación en plena pandemia. Sabía que el reto que tenía por delante era un desafío, pero eso le motiva. A lo duro que habitualmente es febrero, este año se sumaron las restricciones. «Nos afectan mogollón, ahora la gente no está ni para la compra on line», comenta Fraga, que asegura que aunque ella abría hasta las seis, desde las dos de la tarde apenas había gente: «El horario nos afecta, pero lo que más daño hace es el cierre perimetral». Suscribe estas palabras también Carlota Magariño, de Ricar Moda, que a la necesidad de levantar la movilidad urge que reabra la hostelería. «¿Quién va a comprar si no se sale de casa? El comercio de Pontevedra vive mucho de la gente de los alrededores, que vienen a alguna gestión y se quedan el día entero», apunta esta comerciante.

Se espera que la Xunta permita la reapertura de la hostelería en la ciudad el próximo jueves 24. «Será entonces cuando los comercios notemos un pequeño cambio», señalan desde las tiendas de Pontevedra, que creen que hará falta mucho más para que se reactive el consumo. «Yo quiero abrir todo lo que pueda, pero lo cierto es que en esas dos horas a mayores que tenemos desde hoy no esperamos mucha gente», comenta Fraga, que como sus compañeros cree que la tríada del restricciones de la movilidad, la lluvia y el cierre de la hostelería son su condena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Desescalada en el comercio? El sector prima la movilidad sobre los horarios