Álex González: «El margen de error es cada vez más pequeño»

PONTEVEDRA CIUDAD

ADRIÁN BAÚLDE

El Pontevedra lleva cinco jornadas sin ganar, con dos empates y tres derrotas

29 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Álex González es el motor del equipo. El capitán se vacía cada partido en busca de una victoria que se ha resistido en las últimas cinco jornadas. El Pontevedra ha sumado dos puntos en cinco semanas. No gana desde el pasado 22 de noviembre cuando recibieron en casa al Salamanca y eran los líderes de la tabla.

Cada partido se convierte ahora en la última oportunidad para no descolgarse de todas las opciones de play off. Están en séptima posición en una clasificación en la que los tres primeros disputarán una fase de ascenso a Segunda y los tres siguientes, otra por la Segunda Pro. Así que no estar en cualquiera de esas dos opciones sería un fracaso del que todavía están a tiempo de salir. «El margen de error es cada vez más pequeño, pero nosotros no podemos obsesionarnos porque sería peor. Lo que está claro es que a ninguno nos gusta estar en una mala racha y haremos todo lo posible para salir de ella», comenta Álex González, que reconoce que la plantilla estuvo muy afectada tanto el domingo como el lunes. Pero toca levantarse para pelear por la victoria este sábado en el campo de Barreiro.

Durante esto días han analizado una y otra vez qué ocurre sobre el terreno de juego para no dar con la tecla de la victoria en los últimos dos meses. «En el partido ante el Coruxo -primera derrota del equipo- haber encajado pronto nos trastocó los planes y en los otros dos, no fuimos capaces de hacer el planteamiento que teníamos previsto bien porque no nos salió o por mérito del rival», señala el capitán del equipo.

Mañana visitarán al Celta B, un rival directo, que ocupa la sexta plaza con tan solo un punto más que los granates. Eso sí, una victoria en Barreiro sería obligatoria para mantenerse en la batalla. Y es que el Celta B tiene dos partidos menos y el Pontevedra, uno. Los dos equipos han tenido que aplazar el cruce con el Guijuelo -todavía pendiente de fecha- y los de Onésimo suman además el encuentro suspendido contra el Racing de Ferrol. «Es un equipo con una idea de juego muy clara, que desde el principio apuesta por un juego combinativo, aunque en los últimos encuentros han cambiado algunos detalles y juegan más en profundidad», explica González, que reconoce que en estos momentos lo de menos es quien es el rival porque «lo importante es traer los tres puntos, independientemente de que sea el Celta B el que está enfrente».

El capitán del Pontevedra lamenta que el primer partido sin público les toque en el campo de Barreiro. «Normalmente venía mucha afición a ayudarnos y en partidos tan importantes como este, eso es vital. No tener público es una faena», indica González, que en cierto modo comprende que la afición granate pueda sentirse algo «frustrada» por la evolución del equipo, tal y como le pasa a la plantilla: «Cuando no consigues ganar y ves que trabajas y trabajas sin que haya recompensa, te puedes sentir así, pero nosotros seguiremos trabajando duro».

Esperan poder seguir

Tanto el capitán de los granates como el resto de la plantilla esperan que la competición continúe y la pandemia no obligue a parar la primera fase de una liga que está previsto que concluya a mediados de marzo. «Hay muchos condicionantes y todo depende de que se cumplan los protocolos, esperemos poder seguir así», apunta González, que reconoce que esta situación «provoca una carga psicológica muy grande y genera un estrés extra tanto en los deportistas como en la población».

El Pontevedra solo ha tenido un caso de covid en su plantilla a la vuelta de vacaciones. El no haber estado en contacto con el resto de compañeros y el exigente protocolo del club evitaron su propagación. Sin embargo, sí se ha visto afectado por los positivos de jugadores y personal del Guijuelo, que tuvo que estar confinado hasta esta semana.