Los contagios disparan los brotes en el área sanitaria, que alcanza ya los119

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

El servicio de medicina interna de Montecelo tiene 17 positivos, seis pacientes y 11 profesionales, y el hospital de daño cerebral Quirónsalud tiene 50 casos vinculados al centro

27 ene 2021 . Actualizado a las 16:58 h.

Los datos son malos, pero no hacen más que empeorar después de sumar más de doscientos casos este martes, el mayor incremento desde el inicio de la pandemia, que eleva los casos activos hasta cerca de los dos mil casos. Esta situación crítica se ha ido incrementando desde las Navidades, pero se ha disparado en las últimas dos semanas. Si el 14 de enero había 78 brotes en el área sanitaria, esa cifra se eleva hasta los 118 actualizados el 25 de enero, pero habría que sumarle el registrado ayer en el servicio de medicina interna de Montecelo. Afecta a seis pacientes y once profesionales. Los ingresados que han dado positivo están en seguimiento en la zona de hospitalización covid de Montecelo, mientras el resto están aislados en sus domicilios.

Pero, ¿cómo estábamos hace dos semanas? La situación ya era crítica, pero ha empeorado hasta doblar las cifras de hospitalización y de casos activos, además de incrementar en un 50 % los ingresos en la uci. De esos 118 brotes que tiene registrados el servicio de epidemiología de Pontevedra, 105 son familiares, seis son laborales, cinco sociosanitarios, uno en educación y otro sanitario. Este último es el vinculado al hospital de daño cerebral Quirónsalud, el antiguo hospital de La Merced es el más grande, con 50 positivos, de los que 41 son pacientes y profesionales del centro. Según explican desde el centro sanitario, el brote se originó en el pasado fin de semana (16-17 de enero) y el lunes la empresa activó el protocolo e hizo un cribado a todos los trabajadores. A primera hora de este miércoles confirmaron que son 41 las personas en plantilla o pacientes que están contagiadas, pero los positivos vinculados a este hospital se eleva hasta el medio centenar. Desde Quirónsalud pusieron en marcha los protocolos y han paralizado las actividades de neuro rehabilitación hasta que todo el personal tenga el alta médica. «En estos momentos solo tenemos atención sanitaria para las personas hospitalizadas, se han restringido las visitas de familiares y se han aplazado las consultas externas», señalan desde el centro médico. En el instituto de daño cerebral de QuirónSalud en Poio se atienden a pacientes que pueden llegar a estar hospitalizados entre seis meses y un año, con los que trabajan la neuro rehabilitación, pero hay otro gran grupo que son los pacientes del área e fisioterapia, que entran y salen a diario. 

Entre los brotes registrados por epidemiología hay dos en Poio con 13 y 14 miembros de una familia, otro en A Lama, con 13 positivos y uno en Valga, con once. «Los contagiados empiezan a desarrollar los síntomas a los seis o siete días del contacto», apunta Álvarez Deza, quien recalca que ninguna de las cepas que aparecieron en marzo se transmiten ahora en Galicia. «Ahora está la británica, sudafricana y brasileña, que son más contagiosas, pero no hay estudios concluyentes de que sea más letal», comenta.