La Policía Local comenzará a multar a bicis y patinetes que vayan por la acera

Superada la fase informativa, habrá más rigor en la aplicación de la ordenanza

Una bicicleta y un patinete eléctrico circulan correctamente por la calzada en una calle del centro de Pontevedra
Una bicicleta y un patinete eléctrico circulan correctamente por la calzada en una calle del centro de Pontevedra

Pontevedra / La voz

Se acabó la «bula». El gobierno local de Pontevedra estima que tres meses han sido suficientes para que los vecinos tomen plena consciencia de la existencia de una nueva ordenanza de movilidad -entró en vigor a finales de octubre- y por ello la Policía Local ha recibido la orden de «aumentar o rigor» en la aplicación de la normativa, especialmente en lo que atañe a la circulación de bicicletas y vehículos de movilidad personal (VMP) como patinetes eléctricos. Así, se comenzará a multar a aquellos que circulen por las aceras o por zonas exclusivamente peatonales.

La concejala de Protección Cidadá, Eva Vilaverde (BNG), recordó este martes que tanto bicicletas como patinetes eléctricos tienen que circular obligatoriamente por la calzada y en el caso de calles de coexistencia o de plataforma única, «adaptar a súa velocidade ao paso dos peóns».

No solo la ordenanza pontevedresa lo determina así: el 2 de enero entró en vigor la nueva norma de la Dirección General de Tráfico que obliga a los vehículos de movilidad personal a circular por la calzada.

Desde que entró en vigor la normativa, el Concello llevó a cabo una amplia campaña informativa para dar a conocer las nuevas determinaciones de la llamada «mobilidade amable». Rematada esa fase divulgativa, el gobierno local, «e coa idea de mellorar a mobilidade das persoas e de conseguir unhas rúas máis ordenadas e seguras», considera que ha llegado el momento de «aumentar a vixilancia para garantir a perfecta convivencia entre persoas e vehículos, neste caso bicicletas e VMP».

Tal y como establece la ordenanza municipal, las sanciones económicas por circular por lugares indebidos son de 200 a 500 euros.

En cualquier caso, Vilaverde apuntó que en general no se aprecia una especial conflictividad con respecto a bicicletas y VMP. Recordó que en todo el año 2020, y antes de la entrada en vigor de la ordenanza, la Policía Local solo tramitó tres sanciones a bicicletas o patinetes. En marzo se multó a un ciclista por saltarse un semáforo en rojo en la calle Rosalía de Castro; en mayo se multó a otro ciclista que circulaba temerariamente por la acera en Eduardo Pondal; y en octubre, a una persona que iba en patinete eléctrico por la plaza de A Verdura y dio positivo en un test de alcoholemia.

Habrá controles de velocidad de motos en el centro urbano

El confinamiento y los cierres de la hostelería han incrementado el servicio a domicilio en la ciudad. Por ello en los últimos meses se ha multiplicado el número de repartidores que circulan por las calles de Pontevedra, en muchas veces en motos de combustión o eléctricas. Consciente de ese incremento y del hipotético riesgo para los peatones que pueden suponer en zonas de coexistencia, Eva Vilaverde anunció que la Policía Local llevará a cabo controles de velocidad en zonas del centro urbano. «Non é unha preocupación, pero é unha realidade que está aí e que temos que ter en conta para seguir mellorando na seguridade viaria», apuntó la concejala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Policía Local comenzará a multar a bicis y patinetes que vayan por la acera