El covid fuerza el cierre de la lonja de Campelo y tres cofradías piden cribados

El marisqueo a pie se suspendió en la ría de Pontevedra hasta el martes 26


pontevedra / la voz

Los positivos por covid y los confinamientos por contactos directos han dejado casi sin personal a la lonja de Campelo, en el fondo de la ría de Pontevedra. La decisión adoptada por las cofradías que gestionan esta rula -San Telmo, Raxó y Lourizán- fue suspender la jornada laboral de ayer y confiar en que el martes de la semana que viene las mariscadoras de a pie puedan volver a la playa y que haya personal para poder realizar la subasta. La lonja de Campelo es el primer parqué que suspende su actividad en Galicia por esta causa relacionada con la pandemia. El marisqueo a flote no se verá afectado dado que, como suele ser habitual por estas fechas, ha parado hasta febrero.

Tres cofradías han solicitado a la Consellería do Mar que se realicen cribados a las mariscadoras y desde ese departamento ya se ha cursado la petición a Sanidade. Se trata de atajar la posible expansión del coronavirus en este sector, reduciendo al mínimo el riesgo de contagio. Parte de estos profesionales del mar se beneficiarán ya automáticamente del cribado que el Sergas está realizando en el municipio de Poio, pero hay bastantes mariscadoras residentes en Pontevedra y su entorno para las que las cofradías también han solicitado esta prueba.

Dos de los tres patrones mayores relacionados con la lonja de Campelo, Iago Tomé, de Raxó, y César Rodríguez, de San Telmo, se han visto directamente afectados. Tomé porque dio positivo, y Rodríguez porque está confinado al haberse detectado la enfermedad en un contacto estrecho. Hay otras mariscadoras de a pie que están también confinadas o que han dado positivo y es que se han multiplicado los brotes por la pandemia en el municipio de Poio, donde ayer el Concello informó de 158 casos activos (17 solo el domingo).

El patrón mayor de Raxó y presidente de la lonja de Campelo explicó que la decisión de suspender el trabajo del lunes lo adoptaron las agrupaciones de mariscadoras y fue respaldado por las cofradías. No todo el personal de la rula está confinado, pero la previsión es que recibiesen esa notificación entre ayer y hoy. Las cofradías no quisieron correr el riesgo de tener el producto a la venta en la lonja y verse obligadas a devolverlo al mar porque una llamada del Sergas dejase sin personal a la rula. Y la probabilidad de que eso pase, vista la expansión de la pandemia en Poio, es muy alta. María del Carmen Vázquez, patrona mayor de Lourizán, explicó: «Si no hay quien haga la subasta, ¿qué sentido tendría tener la mercancía en la lonja?». Tomé indicó lo mismo: «Recuperaremos este día cando se poida volver ao traballo».

Tras la jornada de actividad de ayer, el plan de explotación fijaba el próximo martes como la siguiente jornada laboral. Así que, en principio, el trastorno no será tan grande como si hubiese muchos más días de suspensión y confían en poder reabrir el día 26.

El patrón mayor de San Telmo, César Rodríguez, explicó que ha hablado con la delegada de Mar en Vigo y le ha pedido un listado de socios del pósito para entregar al Sergas. Rodríguez cree que esta es una señal de que la Xunta aceptará el cribado sectorial de las mariscadoras. Por ahora, todo sigue en el aire, entorpeciendo el trabajo en un año que empezó con precios bastante buenos para ser enero.

«Los furtivos siguen a lo suyo, como si no pasase nada; ya hicieron así en marzo»

El furtivismo es un problema que se ha enquistado sobre todo en la orilla de Poio en el fondo de la ría de Pontevedra. Ni la pandemia, ni el confinamiento, ni la presión de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado han conseguido contenerlos. Es una queja reiterada de las cofradías, como indica el patrón mayor de San Telmo, César Rodríguez. «Los furtivos siguen a lo suyo, como si no pasase nada, porque también ya lo hicieron así en marzo, en el momento más peligroso de la pandemia y durante el confinamiento de la gente», sostiene. El dirigente pontevedrés lamenta que no se haya podido poner coto a la actividad de los irregulares, pues las multas no parecen hacerles efecto, al alegar estos que son «insolventes».

El estrago que causan los furtivos en los bancos marisqueros, considerable en cualquier momento, lo es más en una época como la actual, donde nadie sabe cómo va evolucionar el mercado y cuándo, además, las medidas de control sanitario de los productos deberían ser aún más fuertes.

El año 2020 cerró en la lonja de Campelo con datos malos si se compara con el 2019, con una caída de unos 800.000 euros en los ingresos por venta en el parqué de Poio. Sin embargo, a finales de año se vivieron jornadas de gran demanda de todas las clases de almeja y Campelo subastó en diciembre 1,8 millones, su récord histórico para un único mes. La almeja japónica alcanzó cotizaciones jamás vistas: a 30 euros el kilo.

Campelo batió en el 2020 su récord de ventas para un mes de diciembre

marcos gago

La lonja subastó 1,8 millones en las últimas semanas del año pasado

La lonja de Campelo, la más importante de la ría de Pontevedra, vivió literalmente un diciembre de récord en el 2020. Los datos de la plataforma Pesca de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, revela que se subastaron en el parqué de Poio 1,8 millones de euros. Es una cifra elevadísima, sobre todo si se compara con el año anterior, sin pandemia, cuando se subastaron en la rula poiense cerca de 1,1 millones de euros. El final del año para la lonja de Campelo, con las cotizaciones de todas las clases de la almeja disparadas, supuso también el récord del valor de la japónica que superó los treinta euros el kilo, un precio que no se podría ni soñar y que fue totalmente inesperado. Cabe señalar que en la lonja de Poio no solo se vendieron el 35,2 % de los ingresos de la rula en el 2020, sino que se superó en algo más de 800.000 euros las ventas de un diciembre normal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid fuerza el cierre de la lonja de Campelo y tres cofradías piden cribados