«Qué pena que en lugar del tubo no fuera ya la vacuna»

Empieza en Bueu un cribado masivo de cuatro días para detectar casos de covid entre sus vecinos. La población diana es de 9.915 mayores de 15 años

La semana pasada en Bueu se realizó también un cribado masivo con test de saliva
La semana pasada en Bueu se realizó también un cribado masivo con test de saliva

Bueu / La Voz

Con puntualidad y frío pero menos que en jornadas precedentes arrancó este viernes en el aparcamiento de As Lagoas, en Bueu, el cribado masivo que impulsa el Sergas para detectar positivos asintomáticos en un municipio que está en el nivel máximo de restricciones. Pese a su buena evolución (ayer había 37 casos activos), los responsables sanitarios consideran que es necesario el cribado. A las 8.30 horas estaban citadas las primeras personas. La mayoría acudieron a esa hora en coche a las carpas instaladas en el párking de As Lagoas, en el centro urbano, aunque también hubo quien prefirió hacerlo a pie. Había varias líneas habilitadas para acceder a las mesas donde está el equipo de trece profesionales que encabeza la doctora Rocío Pouso. El personal ya participó en anteriores cribados como los realizados en Moaña, Verín o A Illa de Arousa, como comentó el administrativo Manuel.

La médica Rocío Pouso explica que en las dos primeras jornadas están citados vecinos de 15 a 70 años, a los que se entregará un tubo para recoger una muestra de saliva en su casa. Bote que tendrán que entregar al día siguiente en otra carpa cercana. Para los mayores de 70 años se harán pruebas PCR nasofaríngeas. Martín es uno de los que se desplazaron a pie hasta las carpas. «Deberíamos hacerlo todos», dice. Se lleva en la mano su tubo para la muestra de saliva y también otro para su novia, con la que convive. Cuenta que su hija dio positivo en su día y estuvieron en cuarentena, pero que ellos no pasaron el covid. Aurora, que vive cerca de As Lagoas, participa tras recibir el mensaje del Sergas en su móvil. Comenta que tiene a su madre con un alzhéimer avanzado y quiere saber si está contagiada para protegerla también a ella. Es de las que no dudó en hacerse la prueba de saliva. «Qué pena que en lugar del tubo no fuera ya la vacuna, pero está bien», subraya.

El equipo de profesionales estará en las carpas en horario de 8.30 a 18.30 horas. Rocío Pouso resuelve una de las dudas recurrentes de muchos vecinos que no han recibido el SMS del Sergas. «Hay personas que no tienen su móvil asociado a la tarjeta sanitaria. Lo que recomendamos es que actualicen ese trámite en la base de datos», señala. El administrativo Manuel alude a otra de las consultas más repetidas. «En general la respuesta es buena porque la gente es responsable y curiosa y quiere saber. Hasta dónde tiene que llegar el nivel de saliva en el tubo es lo que más preguntan». Desde hoy y hasta el lunes están convocados al cribado 8.167 vecinos de 15 a 70 años y 1.748 de más de 70 años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Qué pena que en lugar del tubo no fuera ya la vacuna»