Todos los concellos del área siguen con su nivel de restricciones

La población de Bueu se someterá a un cribado masivo con test de saliva


pontevedra / la voz

Al menos hasta el próximo martes, 12 de enero, todos los concellos del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés mantendrán su nivel actual de restricciones. Así lo acordó ayer el comité clínico. A pesar de que hay municipios que muestran una buena evolución epidemiológica, como la capital y O Grove, entre otros, el temor a que se sigan incrementando los contagios derivados de las reuniones de las fiestas navideñas llevó a los expertos a prolongar las medidas. Por contra, hay localidades que están registrando una tendencia al alza en los contagios, como Cuntis y Caldas de Reis, entre otros, que permanecen en el nivel básico de restricciones.

En el caso de la ciudad de Pontevedra, que lleva cuatro meses con algún tipo de restricción y desde el 12 de diciembre en nivel medio alto, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, destacó que su incidencia acumulada a catorce días se mantiene «más o menos estable» con 149 casos. Por su parte, el gerente del Sergas, José Flores, apuntó que en la capital preocupa la presión que soporta la uci, que no disminuye. La única novedad en el área sanitaria es el anuncio de un cribado masivo a la población de Bueu, un municipio que está en el nivel máximo de restricciones desde el 16 de diciembre. Los test de saliva se harán la próxima semana.

Respecto a la evolución, se mantiene el ligero repunte de contagios en el área sanitaria. Si el jueves se reportaron 50 nuevas infecciones en Pontevedra y O Salnés, este viernes fueron 54. Se han realizado 478 pruebas PCR, un número inferior a las 742 del día anterior. Pese a todo, los casos activos de coronavirus bajan a 717 (son 18 menos que el jueves) debido a que en las últimas 24 horas se han tramitado 72 altas epidemiológicas.

Del total de infectados, hay 51 personas que por su estado necesitan ingreso hospitalario. Son 39 en planta de dos centros sanitarios (30 en Montecelo y 9 en el comarcal de O Salnés, en Vilagarcía) y vuelve a haber 12 enfermos graves en las unidades de críticos habilitadas en Montecelo -la uci convencional y la unidad de corta estancia (uce)-. Son dos más que la jornada anterior. El resto de contagiados con el virus, 666, presentan síntomas leves o son asintomáticos y están en aislamiento en sus domicilios, donde reciben seguimiento por parte de personal de atención primaria de su centro de salud. Desde el pasado marzo las personas que han superado la enfermedad son 6.507 en el área sanitaria. Por contra, el virus ha truncado 84 vidas. La última, comunicada el jueves por la noche, fue la de una mujer de 85 años y con patologías de base que estaba ingresada en Montecelo.

Ocho con mayor incidencia

Respecto a la incidencia acumulada (IA) por concellos en catorce días, el mapa de Sanidade recoge varios cambios con respecto a la jornada anterior. Hay ocho municipios con más de 250 casos por cien mil habitantes. Son, por número de positivos, A Illa (79), Bueu (54), Valga (41), Cambados (35), Caldas de Reis (27), Cuntis (22), Soutomaior (19) y Catoira (15). Se incorporan a ese rango Caldas y Soutomaior. Por contra, mejora su evolución Barro que, con menos de 9 casos, baja su incidencia y se sitúa entre 150 y 250 casos. En esa horquilla están, entre otras localidades, Marín, Poio, Sanxenxo, Meaño o Vilagarcía.

También mejora su incidencia Pontevedra, que con 119 nuevos positivos en catorce días, se sitúa entre 50 y 150 casos. En esa horquilla están también Ribadumia, Meis, Vilanova y O Grove, entre otros. Los tres ayuntamientos donde no se han diagnosticado casos en los últimos catorce días son A Lama, Portas y Forcarei.

Preocupación en Marín ante la subida de contagios pese al cierre perimetral

Marín, junto a Pontevedra y Poio, mantiene un cierre perimetral conjunto y desde el 12 de diciembre está en nivel medio alto de restricciones. ¿Qué conlleva? Que la hostelería puede abrir hasta las 18 horas con un 30 % de aforo en el interior y un 50 % en el exterior, siendo las reuniones de un número máximo de cuatro no convivientes. Marín tenía ayer 51 casos activos de covid, cuatro más respecto al día anterior. Su alcaldesa, María Ramallo (PP), expresó su preocupación por la subida de los contagios. «Ha habido mucha gente y la gente se ha juntado. Apelo a la prudencia porque está en nuestras manos el no juntarse en los domicilios», afirmó. La regidora aludió al convenio que firmó el Concello con la Dirección Xeral de Administración Local para la tramitación de las sanciones. Aunque dijo que la Policía Local tuvo que intervenir «en muchos domicilios» la noche del 31 de diciembre, no se pusieron denuncias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Todos los concellos del área siguen con su nivel de restricciones