Suben los ingresos covid en planta y se mantiene la presión en la uci

Poio, Pontevedra y Cuntis registran un incremento de contagios en la última jornada


pontevedra / la voz

Bajan muy ligeramente los casos activos a costa de las altas epidemiológicas y suben las pruebas PCR realizadas y los pacientes ingresados en los hospitales. Es la lectura que dejó ayer el informe oficial sobre la evolución del coronavirus en el área sanitaria. En Pontevedra y O Salnés hay 743 casos activos. Son ocho menos que el martes, pero se han dado 41 altas en las últimas 24 horas, con lo que los nuevos contagios registrados son 33. Es la cuarta área de Galicia con más casos tras Santiago (1.442), A Coruña (1.377) y Vigo (1.146). En la comarca de Pontevedra, 9 de las nuevas infecciones se localizan en Poio y 4 en la capital. Crece el número de pruebas PCR respecto a las jornadas precedentes, alcanzando la cifra de 766.

Del total de personas que están pasando la infección en estos momentos, suben de 48 a 55 las que necesitan atención hospitalaria. Son 44 en planta de dos centros (35 en Montecelo y 9 en O Salnés, en Vilagarcía) y se mantienen 11 enfermos graves en las unidades de críticos de Montecelo. El resto de contagiados, 688, están aislados en sus domicilios al presentar síntomas leves o ser asintomáticos. En sus casas reciben seguimiento por parte de personal de atención primaria. Desde el inicio de la pandemia se han curado 6.377 personas y han fallecido por el virus en el área sanitaria 83 pacientes.

En cuanto a la incidencia acumulada (IA) por concellos en catorce días, se mantienen seis municipios con más de 250 casos por cien mil habitantes. Son A Illa (86), Bueu (56), Valga (46), Barro (22), Cuntis (16) y Catoira (12). Pontevedra y Vilagarcía siguen, junto a localidades como Poio, Marín, Sanxenxo o Caldas de Reis, en la horquilla de 150 a 250 casos.

De esos seis municipios con mayor incidencia acumulada solo Bueu está en el nivel máximo de restricciones. Eso conlleva que la hostelería solo puede abrir hasta las 18 horas en terraza con un 50 % y que se pueden reunir un máximo de cuatro personas no convivientes. Barro y A Illa figuran en nivel medio alto -se añade un 30 % del aforo en el interior-, mientras que Cuntis, Catoira y Valga permanecen en nivel básico. En estos tres últimos concellos la hostelería puede abrir hasta las 23 horas, con un 50 % del aforo interior y del 75 % en el exterior, siendo seis el número máximo de no convivientes. En Cuntis sigue la escalada de contagios, que en un día pasaron de 12 a 16. El Concello está a la espera de recibir información de la dirección del área sanitaria para ver si es necesario adoptar alguna medida.

En nivel medio alto también se mantienen desde el 12 de diciembre Pontevedra, Marín y Poio, con cierre conjunto. Mientras Marín redujo en uno sus casos activos, los contagios se incrementaron en Pontevedra y Poio. En este último concello la subida fue de nueve nuevos positivos, lo que llevó al gobierno local a volver a apelar a la responsabilidad y concienciación individual y a pedir que se cumplan las medidas de protección: uso correcto de la mascarilla, distancia social y frecuente higiene de manos.

Los dos únicos ayuntamientos del área sanitaria sin positivos en las últimas catorce jornadas son Forcarei y A Lama.

Cribado masivo en A Illa

A Illa, que cuenta con una de las tasas más altas de incidencia acumulada de Galicia, someterá a su población a un cribado voluntario este viernes y sábado. A 3.057 vecinos de 15 a 69 años se les hará un test de saliva, mientras que a 606 personas de más de 70 años se les realizará una PCR a través de una muestra nasofaríngea. Según indicó ayer el Sergas, el trabajo recaerá en 12 profesionales coordinados por un facultativo y distribuidos en equipos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Suben los ingresos covid en planta y se mantiene la presión en la uci