¿Qué le piden los equipos pontevedreses al 2021?

Salud, victorias y volver a la normalidad son los objetivos de los principales equipos de la comarca


pontevedra / La voz

Los principales clubes de Pontevedra dejan atrás uno de los años más difíciles de su historia reciente. Algunos de ellos atraviesan una situación económica complicada y otros vieron como sus aspiraciones se truncaron con el final abrupto al que obligó la pandemia la temporada pasada. El Pontevedra, Teucro, Cisne, Arxil y Poio Pescamar despiden el año desde escenarios bien distintos, pero con único objetivo común: volver a la normalidad y que sus aficiones puedan disfrutar otra vez del deporte. Con esas intenciones llegan al 2021. Eso sí, antes de centrarse en el aspecto puramente deportivo, piden salud.

pontevedra Cf

Un año tranquilo y suerte. «Desde el Pontevedra pedimos que el año sea tranquilo, un poquito de suerte, una buena temporada y que nuestra gente pueda acompañarnos cuanto antes en Pasarón», enuncia la presidenta del Pontevedra, Lupe Murillo, sobre sus deseos para el club que dirige. Los granates llegaron al final de la primera vuelta en la zona alta de la tabla y con las aspiraciones de play off intactas. Dos lesiones en las últimas semanas han dejado al equipo cojo en el medio campo sin Adrián Cruz ni Romay. «Pedimos suerte para la competición y victorias», añade el director deportivo del Pontevedra, Roberto Feáns, que busca refuerzos para suplir las ausencias en la medular. El equipo tiene entre sus objetivos la Segunda Pro o incluso la fase de ascenso a Segunda, pero sabe que en este nuevo formato de competición no hay margen para el error.

Teucro

Mantener la categoría. El conjunto azul afronta uno de los años más duros en el aspecto económico y eso no solo se nota en la caja, sino también en la pista. Así que su único objetivo para el 2021 es la permanencia. «Buscamos mantener la categoría, esa es la idea con la que salimos al principio y que queremos mantener», explica José Ameijeiras, miembro de la junta gestora, que entre las peticiones para el nuevo año está la salud y «que se pueda entrenar con normalidad y vuelvan a llenarse las gradas». Seguir un año más en la División de Honor Plata conlleva una caída de los patrocinadores y una financiación a la baja de los que continúan. Esto, unido a la bajada en las renovaciones de socios hacen más comprometida su viabilidad. Si antes un socio familiar pagaba entre 100 y 120 euros, ahora este abono es de 75. Pero esta difícil situación económica no ha asfixiado al equipo como en años anteriores y «al menos hasta ahora hemos podido mantener los pagos al día». Ameijeiras lo tiene claro, el 2021 «será un año de transición».

Cisne

Salud y esquivar las lesiones. El Cisne no puede quejarse del 2020 en materia deportiva. El año de la pandemia fue el de su primer ascenso a Asobal. Y esa satisfacción deportiva es difícilmente superable esta temporada. «Nosotros le pedimos salud y que no haya lesiones en el equipo, además de inmunizarnos pronto», señala el presidente del club, Santi Picallo, sobre los efectos de la pandemia en la alta competición. Los partidos aplazados marcaron la primera vuelta y dejaron una «competición adulterada». El responsable del equipo pide, por tanto, que no aumenten las restricciones y con ellas los efectos de los contagios. «Tanto aplazamiento nos obligó a jugar ocho partidos en dos semanas», comenta Picallo, que reconoce que el 2021 llega con buenas noticias, como es el regreso de Gonzalo Carró.

arxil

Más victorias y más instalaciones. Las verdes necesitan volver a enchufarse a las victorias para levantar el ánimo en un año en el que la parte económica manda tanto como la deportiva. Al 2021 le pide más triunfos y «que el covid nos respete». Pero no se olvidan en sus objetivos para el nuevo año el que puedan conseguir más pabellones para entrenar. «El equipo de Liga Femenina 2 está ejercitándose en la pista del CGTD, pero lo hace menos que cualquiera de sus rivales, de ahí los altibajos que tiene en la competición», explica Lino Vázquez, fundador y directivo del club, que reconoce que «está siendo un año complicado y al meter más clubes en la competición se ha hecho económicamente más duro». Las categorías base del club están entrenando al aire libre en la pista del Vidal Portela, que le permite usarlas fuera del horario lectivo. «El Concello de Pontevedra no deja las instalaciones para las categorías inferiores a cadetes y con el invierno que hace, está siendo complicado», indica.

poio pescamar

Un título nacional. El conjunto conservero ha vivido un arranque de temporada tan dulce, que solo le puede pedir al 2021 que continúe y sobre todo, que lleguen los títulos después de tantos años de esfuerzo. Segundo en la clasificación y finalista en la Copa de la Reina, su presidente, Juanjo García, solo pide: «salud y deportivamente, consagrarnos entre las primeras y que llegue un título nacional». El Poio Pescamar jugará mañana los octavos de la Copa de la Reina de este año ante el Ourense Envialia y el 9 de enero peleará con el Burela por la Supercopa después de ser finalistas de la Copa de la reina del año pasado. Deportivamente poco se le puede pedir al equipo. «Estoy muy contento con el equipo humano que tengo, peleamos por todo, ahora a ver como viene este trimestre», explica Juanjo García, que entre sus peticiones para el 2021 también está que los equipos de la base puedan volver pronto a entrenar y que las lesiones respeten al primer equipo. Están segundas en la tabla y solo han sumado una derrota esta temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Qué le piden los equipos pontevedreses al 2021?