Prueba de primer nivel para un Coruxo necesitado de puntos

El equipo, penúltimo, vigués recibe en O Vao esta tarde al Pontevedra, tercero


vigo

El Coruxo, que no termina de arrancar esta temporada pese a conseguir hace dos semanas su primer triunfo, recibe hoy al Pontevedra (O Vao, 12.00 horas) en lo que su entrenador, Míchel Alonso, cataloga como una nueva final. Enfrente, un equipo situado en la zona alta de la tabla y que viene de puntuar contra el líder, el Deportivo.

El técnico coruxista asume que en la situación en la que se encuentran «cada partido debe ser una final». Argumenta que deben afrontarlo de ese modo. «Los jugadores lo saben, estamos concienciados y esperamos dar el nivel», comenta. Para eso deben distanciarse de la imagen de la semana pasada frente al Racing de Ferrol, partido en el que admite que no estuvieron «a la altura». Sobre ese compromiso, agregó que no supieron «neutralizar a un rival importante, con un físico que te exige mucho» y que se aprovechó de que no entraron bien al partido para llevarlo a su terreno. Luego tuvieron un «buen inicio del segundo tiempo, quince o 20 minutos, pero no llegó».

Al Pontevedra lo ve como un oponente similar al de la jornada anterior e «incluso en algún aspecto, superior». «Vamos a tener una prueba de primer nivel contra un rival que viene invicto y que sabemos que tenemos que estar mucho mejor que la semana pasada para poder competir este partido», comenta.

Entre las claves cree el entrenador del Coruxo que están presionar arriba y tener el balón para que el rival no esté cómodo, pero también «que no puedan correr» con lo que se encuentren enfrente. «Es un equipo que, con espacios, es el mejor de la categoría. Tiene jugadores determinantes y, en ese aspecto, tenemos que estar ahí con los cinco sentidos», valora.

Además, Alonso recuerda que en la situación actual necesitan al público más que nunca y celebra que el aforo aumente con respecto a los partidos anteriores. «Sabemos que van a estar ahí».

Charles, una baja sensible en el cuadro granate

Charles, el delantero con pasado en el Celta y Eibar, entre otros equipos, será la principal baja del Pontevedra esta mañana en O Vao. El hispanobrasileño tiene que cumplir el primero de los dos partidos de sanción derivados de la roja directa que vio el pasado fin de semana.

Tampoco estará Romay, lesionado de larga duración y que pasará por el quirófano la próxima semana.

Jesús Ramos, que no conoce la derrota en el banquillo del Pontevedra, tendrá que apostar por un once inédito con la posibilidad de que Rufo sea el único punta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Prueba de primer nivel para un Coruxo necesitado de puntos