El Pontevedra se encarama al liderato con un triunfo sobre la bocina

Charles de penalti en el 89, y Rufo, en el 92, doblegaron a un Salamanca que jugó al 0-0


Pontevedra / La Voz

El Pontevedra cerró la quinta jornada de Liga como nuevo líder del Subgrupo 1A de la Segunda B, merced a su más que justa aunque apurada victoria sobre un Salamanca C.F. que dio la sensación de viajar a Pasarón en busca de un 0-0 y del tropiezo del Dépor en Guijuelo con un empate sin goles.

Sumergido en una profunda crisis, con un solo triunfo y tres derrotas, el conjunto salmantino se presentó en la ciudad del Lérez sin la menor propuesta ofensiva, fiándolo todo al éxito del orden defensivo de sus líneas y una exposición cero al riesgo. Que su empeño tuviese premio dependía del grado de empantanamiento al que fuese capaz de someter a su anfitrión. Y durante los primeros 20 minutos del encuentro la cosa pintó a su favor. Con el esférico rodando y volando de un lado al otro del campo sin consistencia, asomándose de cuando en vez a los balcones de las áreas pero sin el empuje y el atrevimiento necesarios para cruzar a la alcoba del gol. Sin más caricias a la portería que una falta botada por Jorge Fernández en el carril derecho aparentemente ideada en busca de rematador que atrapó Dani Barbero para, acto seguido, ser el otro portero del choque, el granate Mario, el que le birlase a Luis Madrigal un testarazo a centro de banda del Puma Chávez.

Una veloz triangulación con origen en la frontal del área entre Álex González, Aitor Núñez y Jorge Fernández y el remate del primero en mitad del área, con el cuero yéndose desviado, sirvió de espoleta de arranque del caudal ofensivo del Pontevedra C.F. Ante un adversario con las máximas precauciones defensivas, que apostó un zaguero como Dolerenzi por delante de la línea de cuatro defensas, el conjunto de Jesús Ramos acabó descubriendo el camino hacia la portería enemiga. Tan solo se trataba de explotar la mezcla de varias de las virtudes que ofrece su plantilla. En este caso, activando la asociación por banda derecha de un incombustible Aitor Núñez con Jorge Fernández, y de ambos con la punta de lanza formada por Rufo y Charles, secundados todos por un siempre punzante Álex González por el carril izquierdo.

Dicha sociedad giró la dirección del partido, empujando poco a poco más y más atrás al Salamanca C.F. a base de sustos que no llegaron al escarmiento. Con un remate de Álex González forzado y un cabezazo de Rufo a pase de este último que se marchó algo desviado en dos acciones consecutivas a los minutos del primer disparo del extremo. Xisco Campos fue el siguiente en probar, combinando con un testarazo el buen balón que le colgaba su compañero de zaga Aitor Núñez, con el cuero yéndose fuera por poco. Y a la media hora de juego, Dani Barbero el quitaba a Rufo del mismo pie un remate franco en el pico del área pequeña, un adelanto del recital de paradas ofrecido en la segunda mitad por el cancerbero.

A partir de ahí, el Salamanca logró enfriar el juego y el ímpetu granates hasta el descanso. Firmando incluso uno de sus dos únicos disparos a puerta del partido, en el minuto 34, con Fer Llorente probando desde 25 metros para ver el esférico irse desviado.

Tras el paso por vestuarios el dominio del Pontevedra y sus acercamientos al área visitante no hicieron más que acrecentarse. Pero faltaba conectar ese último pase con su correspondiente finalización envenenada más allá de tres chispazos en forma de sendos disparos de Álex González, el primero alto y el segundo con Dani Barbero luciéndose con una soberbia palomita, que refrendó en el saque de córner posterior abortando un misil de Charles en el área. Las dos últimas, ya con Delorenzi purgando fuera del campo su derribo a Charles cuando este corría en solitario para encararse con el portero rival en el 57.

Ocho minutos tardó el técnico granate, Jesús Ramos, en sorprender a propios y extraños con un golpe de timón pocas veces visto por estos parajes. Eneko y el entonado Aitor Núñez, su pareja de laterales, dejaban paso a la entrada de Oier Calvillo y Romay en un cambio de dibujo. Del ortodoxo 4-2-3-1 a un revolucionario 3-4-1-2, con Imanol acompañando en el eje de la zaga a los dos centrales, Oier Calvillo y Álex Fernández por bandas, con Romay y Borja Martínez en la medular, pasando Jorge Fernández a enganche con los dos puntas.

Se les vio a los de Jesús Ramos excesivamente ansiosos por explotar su superioridad numérica y probar la lógica del nuevo dibujo de su estratega en el empeño. Fuere por ello, fuere por la falta de hábito, hubo que aguardar a los diez minutos finales para ver el chaparrón granate. Una sucesión de media docena de ocasiones de gol. El portero salmantino desesperó a Charles (minuto 84) e Iñaki (86), con Xisco Campos cabeceando entre ambas picando el balón del suelo al cielo. Dani Barbero se había ganado el cielo entre sus filas. Hasta que en el 89 no le quedó más remedio que derribar a Rufo. Charles lo fusiló desde los once metros en el 89. Tres minutos después le devolvió el servicio a Rufo sirviéndole el 2-0 en una contra.

FICHA DEL PARTIDO: 

PONTEVEDRA C.F. (2): Mario, Aitor Núñez (Romay, min 65), Eneko Zabaleta (Oier Calvillo, min 65), Víctor Vázquez, Xisco Campos, Imanol García, Borja Martínez, Jorge Fernández (Iñaki, min 86), Álex González, Rufo y Charles (Martín Diz, min 93).

SALAMANCA C.F. (0): Dani Barbero, Luis Martínez, Leo Sepúlveda, Kristian Álvarez, Jónathan Lacerda (Jorge Mora, min 46), Fran Delorenzi, Fer Llorente, Sergio Molina, Alfonso Candelas, Puma Chávez (Uxío Pena, min 61) y Luis Madrigal (Fernando Monárrez, min 66).

GOLES: 1-0, min 89: Charles, de penalti. 2-0, min 92: Rufo.

ÁRBITRO: Enrique Gao Aladro (Colegio de Asturias). Expulsó con roja directa al jugador visitante Fran Delorenzi (min 57). También amonestó a Charles, por el Pontevedra; y a Leo Sepúlveda, Jónathan Lacerda, Fran Delorenzi, Sergio Molina, Kristian Álvarez, Puma Chávez y Dani Barbero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Pontevedra se encarama al liderato con un triunfo sobre la bocina