Pontevedra tendrá un presupuesto en «dúas fases» de más de 100 millones

Se prevén inversiones por más de 30 millones «para reactivar a economía»


Pontevedra / La voz

El Concello de Pontevedra espera contar el próximo año con el presupuesto más ambicioso de su historia, por encima de los cien millones de euros. A modo de comparación, baste recordar que para este ejercicio se aprobaron unas cuentas de 79,3 millones. El «milagro» en plena pandemia vendrá propiciado por la decisión del Gobierno central de suspender los aspectos de la Ley de Estabilidad Presupuestaria (ley Montoro) que más limitan a los ayuntamientos: los referidos a deuda, al techo de gasto y a la propia estabilidad.

Esto provocará que una vez liquidadas las cuentas del 2020, se podrán incorporar remanentes al presupuesto, así como ir a más operaciones de crédito. Y el Concello de Pontevedra, según indicó ayer el concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG), está dispuesto «a romper o peto».

Por ello el responsable de las cuentas municipales desde 1999 prevé que el presupuesto para el 2021 será «en dúas fases». La primera será la aprobación del presupuesto ordinario, cuya cuantía rondará la de este año, en torno a los 80 millones de euros. Los servicios económicos están trabajando ya en el borrador con las dos previsiones anticipadas desde Madrid: incremento salarial del 0,9 % e incremento del 1,9 % de las transferencias del Estado La intención es aprobarlo antes de que remate el año.

La segunda fase llegará hacia el mes de marzo, cuando se liquide el presupuesto de este ejercicio. Será entonces cuando se podrá aplicar de manera efectiva esa suspensión de la ley Montoro incorporando los remanentes. González Carballo espera incorporar entonces «non menos de vinte millóns de euros».

El resultado será un presupuesto de algo más de cien millones, de los que unos 30 serán destinados a inversiones. «Imos romper o peto -insistió el concejal de Facenda-: todo o remanente que teñamos vaise destinar a investimento ou a axudar aos sectores afectados polo covid, porque levamos meses defendendo que a nosa contribución para superar a crise ten que ser e reactivar a economía. Nesta situación económica tan dura e crúa, pensamos que é o momento de mobilizar todos os recursos».

En este sentido, y pese a sacar pecho ante el que será «o maior orzamento da historia de Pontevedra», González Carballo se refirmó en que el Concello no prevé aplicar exenciones fiscales a los sectores más afectados por la crisis ni otorgar ayudas directas. «Non imos a sacar a chequeira. Esa non é unha competencia do Concello», señaló.

Así, el gobierno local seguirá apostando por la reactivación económica a través de la inversión pública. «Pretendemos que Pontevedra volva canto antes á situación económica anterior ao coronavirus, e a maneira de conseguilo é facendo investimentos públicos. Porque os investimentos teñen efecto multiplicador na economía. O gasto sen máis non o ten».

El concejal no descarta nuevas convocatorias del plan Supera20 -actualmente en fase de resolución y dotado con 1,2 millones de euros- o incluso otras líneas de ayudas, pero siempre condicionadas a que el sector privado acometa inversiones que justifiquen la subvención, que en el caso del plan Supera20 cubre el 70 % del gasto realizado y puede alcanzar los 5.000 euros por solicitud.

Sobre el hecho de que Pontevedra sea prácticamente el único municipio del entorno que no aplica bonificaciones fiscales a sectores como la hostelería más allá de una rebaja parcial de la tasa de veladores, Raimundo González declinó responder: «Eu falo do meu, non do que fan outros».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Pontevedra tendrá un presupuesto en «dúas fases» de más de 100 millones