Un positivo en el Bidasoa no le impide jugar contra el Cisne

El equipo recibió el permiso para viajar al no haber más contagios


pontevedra / la voz

El Cisne tuvo el partido contra el Bidasoa en el aire hasta la noche del jueves, cuando la Federación Española de Balonmano autorizó al conjunto vasco viajar a Pontevedra. El equipo de Jacobo Cuétara tenía un positivo por covid en la plantilla que ya le obligó a suspender el encuentro que tenía que haber disputado el pasado miércoles contra el Benidorm. El caso saltó esta semana en las pruebas previas a los partidos, pero al ver que en los días siguientes no se sumó ningún caso más, el equipo recibió el permiso para viajar a Pontevedra, donde jugará esta tarde (20.00 horas) contra el Dicsa Modular Cisne.

El equipo de Jabato llega al encuentro de hoy después de haber competido el pasado miércoles contra el Valladolid. Aunque los puntos se quedaron en la capital pucelana, el Cisne demostró un alto nivel de juego, especialmente en la primera mitad.

El partido de esta tarde tampoco será sencillo. Enfrente tendrán a uno de los equipos más potentes de Asobal, que lucha siempre por estar entre los tres primeros. «Es un equipo que ha crecido muchísimo en los últimos años y está en la pelea por ser el primero de los mortales después del Barcelona. Lo consiguió hace dos temporadas y el año pasado compitió en Europa», apunta Marcos Otero, segundo entrenador del Cisne, que reconoce que si ahora se ha quedado fuera de la competición europea fue por «una mala noche» y no por la calidad del equipo.

«Tiene dos jugadores por puesto y en los últimos tiempos ha apostado por hombres de mucha talla», asegura el técnico cisneista, que pone como ejemplo la llegada de Racotea y de Bartok. El primero es un lateral de dos metros y el segundo destaca por el lanzamiento exterior. «De la gran incorporación de este año de Julen Aguinagalde poco hay que decir. Es un equipo muy bien entrenado por Cuétara, sobre todo en los lanzamientos exteriores y en las conexiones con los dos pivotes que tiene», confirma el segundo entrenador.

El Cisne contará con toda la plantilla para un encuentro en que tendrá que estar muy atento tanto a nivel defensivo como ofensivo si quiere sacar un buen resultado. «Es un conjunto preparado para competir en la parte alta de la tabla. Es importante estar muy bien en defensa para frenar los movimientos en primera línea y en ataque debemos tener la paciencia de superar una defensa de varios kilos y a unos porteros como Ledo y Sierra», añade Otero.

Debido a las restricciones sanitarias, el aforo del Pabellón Municipal se ha reducido hasta los 30 espectadores con un máximo de 50 en el caso de que lo autorice la Dirección Xeral de Saúde Pública. En un principio se prevé que solo puedan acceder una treintena de socios frente a los 60 que entraban antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un positivo en el Bidasoa no le impide jugar contra el Cisne