Los centros recurren a la ventilación natural ante el veto a los purificadores

A los equipos directivos les preocupa cómo se aireará cuando llegue el frío


pontevedra / la voz

La transmisión del virus por aerosoles, esas pequeñas gotas respiratorias que uno lanza al aire cuando habla o tose, es una de las vías, sino la mayor, de propagación y contagio del covid-19. De ahí el uso de la mascarilla, la distancia social y la preferencia de optar por lugares abiertos. En espacios cerrados como los centros educativos la ventilación es básica y figura en los protocolos.

Pero, ¿cómo se está haciendo? Un sondeo por colegios e institutos del municipio de Pontevedra deja una conclusión: gana el método tradicional de aireación, abrir puertas y ventanas, ante el veto de la Consellería de Educación a la instalación de purificadores en las aulas. De momento, la ventilación «a la vieja usanza», como dice algún director, se hace sin problemas, pero a los equipos que están al frente de los centros les preocupa qué va a pasar cuando llegue el frío y las lluvias. Es un quebradero más que se suma a los innumerables frentes abiertos este curso.

David Alvariño, director del IES Frei Martín Sarmiento, explica que no tienen purificadores de aire en el instituto porque desde Inspección informaron a las direcciones que no estaban autorizadas a instalar este tipo de aparatos. En los talleres de electricidad y mecanizado colocaron antes del comienzo del curso ventilación mecánica, ya que no tenían ventanas para poder abrir. «En las aulas seguimos lo establecido en el protocolo covid de la consellería, se abren las ventanas antes del inicio, durante el recreo y al final de la jornada», cuenta.

Si la meteorología lo permite, en muchos centros las ventanas están abiertas todo el tiempo posible, pero el avance del otoño lleva a pensar en otros escenarios. Ese proceso gradual lo relata Miguel Carballa, director del IES Montecelo. «De momento as xanelas están abertas, inicialmente de todo. Agora basculadas e cando veña máis frío farase a invervalos variables cada hora segundo o número de xanelas por aula», expone. En el IES A Xunqueira I dicen que ventilan a la vieja usanza. «Todo abierto, ventanas y puertas. Cuando llegue el frío o llueva habrá que cerrar y abrir entre clase y clase», apunta su directora, Carmina Aguado.

Si eso sucede en secundaria, en primaria se sigue el mismo patrón. Es lo que hacen en el CEP Campolongo, «apertura de ventanas según el protocolo», afirma José Manuel Sánchez, Pachú, su máximo responsable.

Desde el CIFP Carlos Oroza recalcan que la ventilación natural se ha incorporado a las rutinas. No queda otra y toca abrigarse. Su vicedirectora, Pilar Tallón, señala que en este centro tampoco tienen purificadores y que la ventilación se hace durante cinco minutos después de cada sesión: «Se ha informado a toda la comunidad educativa de la necesidad de hacerlo y se han puesto carteles por el centro».

El método tradicional también es el que aplican en los IES Torrente Ballester y A Xunqueira II. «Abrir xanelas e portas», resume el director del primer centro, Henrique Egea, mientras su homólogo en A Xunqueira II, Juan Carlos Pérez, confirma que por recomendación de la Inspección no deben usar purificadores de aire. «Normalmente, ventanas y puertas abiertas». Es la frase más repetida a la espera de que lleguen los fríos y se enciendan las calefacciones.

Las familias dicen que hay quejas y piden aclaraciones

  

Tras mes y medio de curso, la Federación Provincial de ANPA de Centros Públicos de Pontevedra (Fanpa) afirma que están recibiendo quejas de las familias por la ventilación de colegios e institutos. El presidente del colectivo, Rogelio Carballo, señala que las familias y los centros necesitan aclaraciones sobre la aireación de las aulas, al tiempo que considera «irresponsable» la prohibición de colocar purificadores en las clases.

«La evidencia científica dice que sí son útiles para reducir la cantidad de virus en el aire, incluso aunque el tamaño del virus sea menor que el tamiz del filtro HEPA», apuntan desde la federación de asociaciones de padres. En la Fanpa aluden a que hubo centros de la provincia, como los institutos de Gondomar y de A Guarda, que recibieron comunicados de la Inspección desaconsejando el uso de estos aparatos en los centros.

¿Y qué dice la Consellería de Educación? El pasado martes trascendió que el comité educativo iba a solicitar la elaboración de unas orientaciones específicas de carácter técnico que permitan optimizar la ventilación de los centros escolares. Desde este órgano creen que es necesario desarrollar las medidas de ventilación y adaptarlas a las distintas situaciones meteorológicas y a las características de los centros.

Esta semana también se conocía una guía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con recomendaciones y mecanismos para comprobar si la ventilación de un aula es adecuada. Entre otros aspectos, se apunta que la ventilación natural es la preferible, siendo más efectiva si es cruzada. Esto es, abriendo puertas y ventanas situadas en lados opuestos de las clases. El frío exterior, la falta de confort que provoca, la entrada de ruido o la contaminación son algunos problemas que conlleva.

Si ese método no es suficiente, se puede recurrir a equipos de ventilación forzada, siempre optando por aumentar la toma de aire del exterior y reducir al mínimo la recirculación del aire del interior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los centros recurren a la ventilación natural ante el veto a los purificadores