Los celadores hospitalarios advierten: «En la segunda ola ya somos personal de riesgo»

Gustavo Olmedo Portela es el portavoz del colectivo, que reclama PCR periódicas a todo el personal


pontevedra / La Voz

Gustavo Olmedo Portela (Pontevedra, 1964) es el portavoz del colectivo de celadores del área sanitaria. Reclaman PCR periódicas para estos trabajadores y que se incremente un celador en el servicio de Radiología debido a su alta actividad y otro profesional en el turno de noche en cada planta de hospitalización.

-¿Cuánto lleva trabajando como celador y cuántos son?

-Yo empecé a trabajar de una forma no continuada en el 2006. No tengo la cifra, pero en la lista de contratación del área estamos cerca de los 800.

-Por fin se les considera personal de riesgo, algo que no pasó en la primera ola de la pandemia. ¿Qué piden?

-A veces los cribados los solicitan los propios compañeros. Lo que hay que evitar es eso. El servicio de Medicina Preventiva ya está haciendo cribados a los distintos turnos de celadores. Ese servicio puede estar algo saturado, pero ahora sí se están haciendo. En la primera ola no nos habían considerado personal de riesgo, ahora ya sí lo somos, y en esos meses a los celadores nos dejaban fuera de los cribados. Afortunadamente se han corregido esos desajustes.

-¿El celador se sigue viendo como el último de la cadena?

-Los celadores, ya desde la Primera y la Segunda Guerra Mundial, eran los camilleros que llevaban a los enfermos y a los fallecidos. Desde aquella época hasta nuestros días ha cambiado mucho la categoría profesional. Estamos muy formados, hay licenciados dentro de nuestra categoría. Lo que ahora venimos demandando es que en la mesa de negociación de sindicatos y Administración pública se nos considere personal sanitario y que se haga de nuestra categoría una FP, que tenga reconocimiento académico. Ese reconocimiento tiene que ir en paralelo a las exigencias que nos piden cuando nos presentamos a una oposición.

-¿Falta también reconocimiento en el día a día del hospital?

-En parte sí, y en parte, no. Nosotros somos un contenedor, tenemos que saber de todo un poco. Por parte de pacientes y familiares sí nos sentimos valorados, quizá no tanto por parte de la dirección del hospital.

-Reclaman que se renueve todo el parque de camillas y sillas del servicio de urgencias de Montecelo. ¿Por qué?

-Tanto las camillas, que es un material esencial en urgencias, como las sillas de los pacientes hay que renovarlas en su totalidad. Están muy deterioradas y llevan así mucho tiempo. El que no se renovó puede estar cerca de los cuatro años. Pero el de urgencias es un material que se usa mucho debido al estrés del propio servicio. Hay camillas y sillas a las que le faltan piezas, se han ido parcheando y ya necesitan una renovación total.

-¿Qué dice la dirección?

-La dirección debería saberlo porque las quejas son constantes y diarias. Hay sillas a las que le faltan una de las palas para poner los pies, con el tapiz gastado...

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los celadores hospitalarios advierten: «En la segunda ola ya somos personal de riesgo»