As Correntes no logra desbancar al puente de A Barca como vial de entrada a la ciudad

El cierre de Reina Victoria reabre el debate sobre el futuro de A Barca


Pontevedra / La voz

La reciente peatonalización de la avenida de Reina Victoria destapó un debate que parecía dormido en los últimos tiempos: ¿busca forzar el Concello de Pontevedra la reducción del tráfico en el puente de A Barca? Analistas y políticos vincularon enseguida las dos cuestiones. Desde el PP se acusa al Concello de tomar «una decisión política» poniendo el covid y a los alumnos del Sánchez Cantón como excusa. Desde el gobierno local no niegan que sea una decisión política: «Non nos agochamos -señaló este viernes el concejal Demetrio Gómez Xunqueira (BNG)- a nosa prioridades son as persoas por enriba dos coches».

Ese «non nos agochamos» vale también para A Barca. El gobierno local no oculta que aspira a mejorar el tránsito peatonal en el viaducto, que es la principal vía de comunicación entre Pontevedra y Poio. Pero es un vial de la Xunta, y en el gobierno autonómico no quieren ni oír hablar de cerrar un carril de circulación -sea en la dirección que sea- en A Barca.

Así las cosas, el puente sigue siendo hoy por hoy uno de los principales viales de entrada en la ciudad para el tráfico a motor. Los datos de aforamiento que maneja la Policía Local de Pontevedra cifran en unos 11.000 los vehículos que cruzan diariamente el puente de A Barca en dirección al centro de la ciudad en días laborables y unos 5.000 en días festivos.

Estos datos demuestran que como vial de entrada, el puente de A Barca supera como absoluta claridad al de As Correntes. Este vial, pese a contar con doble carril en cada sentido, apenas capta una media de 5.500 vehículos diarios para entrar en Pontevedra.

Curiosamente, al analizar los flujos de salida en los ocho años que lleva funcionando As Correntes -desde junio del 2012- sí parece que ha logrado imponerse. El último dato que maneja la Policía Local apunta a que son algo más de diez mil los vehículos que cada día utilizan este puente para salir de Pontevedra, frente a los apenas 7.000 que salen por A Barca.

Si algún día se acaba construyendo el enlace directo entre As Correntes y la AP-9 evitando el nudo de bomberos, es previsible que las tornas puedan cambiar y los flujos de tráfico en A Barca disminuyan.

Pero lo cierto es que en la actualidad el puente de A Barca sigue siendo uno de los principales viales de acceso a la ciudad. Esos 11.000 vehículos diarios que lo cruzan para entrar en Pontevedra no se alcanzan prácticamente en ninguna otra entrada. Solamente la avenida de Marín presenta unas cifras similares, por encima de los diez mil coches al día. Otros puntos de acceso al casco urbano pontevedrés en el entorno del río Lérez no alcanzan esas cifras. El puente de Los Tirantes apenas capta unos 6.000 coches diarios, y el de Santiago, alrededor de 8.000. La diferencia es que estos dos, como As Correntes, tienen dos carriles de entrada al centro, y A Barca solo uno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

As Correntes no logra desbancar al puente de A Barca como vial de entrada a la ciudad