Crece la indignación entre la comunidad educativa del Sánchez Cantón

Denuncian que los alumnos de bachillerato sufrirán discriminación al no tener todas las clases presenciales

;
Protesta ante la Xunta de padres y alumnos del instituto IES Sánchez Cantón contra la modalidad de clases semipresenciales Protesta ante la Xunta de padres y alumnos del instituto IES Sánchez Cantón contra la modalidad de clases semipresenciales

Pontevedra / La voz

Al grito de «igualdad educativa» y «presencialidad» hicieron patente su malestar decenas de padres y madres, alumnos y profesores del IES Sánchez Cantón ante la sede de la Xunta en Pontevedra. Su protesta obedece a la imposición de la Consellería de Educación de que los dos cursos de bachillerato, que empiezan las clases entre hoy y mañana, se impartan en este centro en régimen de semipresencialidad. Es decir, que de un horario lectivo de seis horas diarias para cada grupo solo se impartirán tres horas. De esta forma, los alumnos de 1º y 2º de bachillerato solo asistirán a quince horas a la semana en lugar de las 32 que fija la legislación. Las otras diecisiete tendrán que realizar tareas en sus domicilios.

Esta situación viene dada, denuncian las familias, por la negativa de Educación a cubrir toda la necesidad de profesorado que demandó el centro en un escrito remitido el 4 de septiembre. Pedían 39 profesores para poder desdoblar todos los grupos -es el instituto con más alumnos de Pontevedra, por encima de 900-, y les concedieron 22. Suficiente para desdoblar la ESO, pero no llega para bachillerato. Desde la Xunta recalcaron que para cumplir la distancia de seguridad fue necesario hacer 13 desdobles en la ESO, «o que supón 32 grupos nesta etapa».

«Reclamamos que la enseñanza para nuestros hijos sea totalmente presencial. La opción que nos dan de solo 15 horas lectivas presenciales en vez de 32 no nos vale», señaló Ramón López, portavoz del colectivo de familias

Los padres denuncian que en esas tres horas diarias que pasaran los alumnos en casa, «No habrá teledocencia sino deberes: no habrá clases simultáneas ni opciones tecnológicas que complementen las clases presenciales».

Para Begoña Martínez, con cinco hijos en el centro, se produce «una discriminación entre centros públicos», por lo que exige que Educación «nos diga por qué unos centros sí tienen profesores y otros no».

La situación es especialmente grave para los alumnos que este año cursarán 2º de bachillerato, toda vez que el próximo mes de junio tendrán que realizar las pruebas de la ABAU para acceder a la universidad, y será entonces cuando tendrán que «competir», denuncian los padres, no solo con los de otros centros gallegos sino de toda España. Lo harán, sostienen los padres, peor preparados.

Los afectados no descartan recurrir a la Justicia si no encuentran respuestas de Educación. A última hora de la noche, la delegación territorial de Educación señaló que «optouse pola semipresencialidade rotatoria, cun contacto constante entre profesores e alumnos» y recalcó que la medida será supervisada por la inspección educativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Crece la indignación entre la comunidad educativa del Sánchez Cantón