Reprocha a un conductor que estacione en la acera y este responde a puñetazos


Pontevedra / La Voz

Una pareja acaba de ser condenada como autores de un sendos delitos leves de lesiones a pagar unas multas de 700 euros por agredir a unos transeúntes que les reprocharon el haber estacionado sobre la acera en el casco urbano de Pontevedra.

Ocurrió la tarde del 24 de agosto del 2017 cuando los ahora condenados aparcaron sobre la acera «di?cultando o paso dos peóns». En un momento dato, un viandante que caminaba con unos amigos reprochó esta conducta al conductor, a lo que este se apeó del vehículo e «deulle unha primeira puñada na cara» para, acto seguido, seguir golpeándole.

Inmediatamente, una de las personas que acompañaba a la víctima intentó detener la agresión. No lo consiguió. Se da la circunstancia de que la mujer que viajaba en el asiento del copiloto bajó entonces del coche y comenzó, también, a golpear al primer viandante por la espalda.

Consta acreditado que, consecuencia de los puñetazos, el denunciante vio como se le rompían las gafas, por lo que los acusados deberán indemnizarle con los 400 euros que costaron. Además, deberán abonar otros 250 euros por las lesiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Reprocha a un conductor que estacione en la acera y este responde a puñetazos