El mar vuelve a los coches de As Corbaceiras

Cada vez que hay una pleamar grande el agua entra en los coches aparcados en la rampa


Pontevedra / La Voz

Es un clásico, pero no por ello menos llamativo. Una pleamar grande y varios coches más o menos anegados en el muelle de As Corbaceiras, en Pontevedra. No es que sus dueños no estén avisados, porque es una estampa que se reproduce con relativa frecuencia, pero hay conductores que parece que piensan que las mareas no llegan tan alto o que a ellos no les va a pasar, hasta que cuando regresan por sus vehículos se encuentran, de golpe, con las ruedas en la ría, o con el agua a la altura de sus asientos. En esta tarde de miércoles había al menos cuatro coches con riesgo de anegamiento en la rampa. Así que ya saben, si se empeñan en aparcar ahí, es mejor que se miren la tabla de mareas y el reloj, no vaya a ser que tengan que llamar a la grúa para que les rescate el coche, ¡del agua del mar! 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El mar vuelve a los coches de As Corbaceiras