El covid asesta un duro golpe a Pontevedra

La Xunta reduce el aforo en terrazas y comercios del municipio ante el gran subida de positivos


pontevedra / la voz

Pontevedra es el primer ayuntamiento de la provincia que tiene que dar un paso atrás en la desescalada y asumir nueva restricciones para intentar frenar unos datos de contagios que llevaron al área sanitaria a superar las cifras de Vigo. Los pontevedreses se tomaron con sorpresa estas medidas restrictivas después de que desde el Sergas solo comunicasen oficialmente que el incremento de estas semanas responde a «casos aislados».

La reunión del comité clínico de expertos incluyó ayer a la ciudad en la lista de zonas con especiales restricciones y desde la pasada medianoche se reduce al 75 % el aforo en las terrazas y se limita al 50 % en el interior de comercios y hostelería, donde tampoco se podrá usar la barra. Estas medias dan un nuevo golpe al sector de la restauración que ya venía arrastrando tiempos difíciles desde el inicio de la pandemia. La mitad de aforo también se hace extensible a otros espacios como bibliotecas, academias, autoescuelas, centros privados de enseñanza no reglados, entre otros. Y todo esto llega el mismo día que ocho mil niños y niñas de educación infantil y primaria regresan a las aulas. El comité de expertos decidió limitar también las reuniones tanto privadas como públicas a un máximo de diez personas, así como reducir los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto, además de restringir las visitas a los centros de días y residencias.

Estas medidas serán revisadas semanalmente para valorar su continuidad o si, como ocurrió ayer en algunos de los barrios de A Coruña o Arteixo, se reducen al mejorar los datos de contagios. Desde el Concello, el alcalde de Pontevedra, Fernández Lores, hace un llamamiento a la calma y a la responsabilidad ante la nueva situación de alerta sanitaria «para volver canto antes á nova normalidade». El comité de seguimiento del covid del Concello de Pontevedra se reunirá hoy a las nueve de la mañana para valorar si es necesario decretar otras medidas para garantizar la seguridad de los pontevedreses.

La fuerte subida de casos en los últimos días está afectando a distintos sectores. El ocio nocturno primero y ahora la hostelería están recibiendo el golpe más duro. Ayer se conocía que dos populares locales como el Las cinco puertas y la Casa da Leña, así como el Chema Snikers, bajaban la verja de forma voluntaria por positivos en su entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El covid asesta un duro golpe a Pontevedra