Pontevedra acumula cinco años con más muertes que nacimientos

Pese al saldo vegetativo negativo, el municipio ganó población durante todo ese tiempo


Pontevedra / la voz

Entre 1998 y 2014 Pontevedra nadó contracorriente de la tendencia general en Galicia y acumuló dieciséis años consecutivos de saldo vegetativo positivo. Es decir, que durante todos esos años el municipio registraba más nacimientos que fallecimientos, un síntoma más que satisfactorio al hablar de demografía y evolución de la población. Pero la racha se truncó en el año 2015, cuando hubo más fallecimientos que alumbramientos. La diferencia fue exigua, tres muertos más, 682 frente a 679, pero rompió esa tendencia que se mantenía desde 1998.

Lo peor es que aquella anécdota del 2015 fue a más, y según los datos que maneja el Instituto Galego de Estatística (IGE), son ya cinco los años consecutivos, hasta el 2019, en que Pontevedra registró saldo vegetativo negativo. Y la diferencia entre muertes y nacimientos ha ido a más: 120, 121, 170 y 251 el año pasado.

No es una buena noticia, sobre todo por la tendencia a la baja en el número de nacimientos, que cayó de 679 en el año 2015 a 497 en el 2019, una diferencia de 182 alumbramientos menos.

Pero dentro de esta aparente debacle poblacional hay una noticia alentadora para Pontevedra, y es que a pesar de ese saldo vegetativo negativo de los últimos años, en el mismo período el municipio ha ido ganando población en cada ejercicio.

Precisamente, el último año en el que se perdió población fue el 2015 cuando Pontevedra registraba 397 vecinos menos que el año anterior, según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística que refleja el IGE a la hora de elaborar los datos.

A partir del 2015, coincidiendo con esa preponderancia de los fallecimientos frente a los nacimientos, Pontevedra ha mantenido una línea ascendente en población hasta el punto de rebasar «oficialmente» los 83.000 habitantes en el recuento correspondiente al 2019. A este respecto, hay que subrayar que según los datos del padrón municipal, Pontevedra ya había superado los 83.000 en el 2011, y los 84.000 en el 2018, cerrando el 2019 cerca de superar otra barrera: 84.827.

El padrón municipal sí comparte con la estadística oficial la preocupante caída en el número de menores de cuatro años, que eran 4.202 en el año 2010, 3.489 en el 2015, y 3.101 al cerrar el último ejercicio, el del 2019.

Pero ¿cómo se explica esta aparente contradicción de que se gana población al mismo tiempo que hay menos nacimientos que fallecimientos? La única razón plausible es que Pontevedra resulta un municipio con capacidad de captar cada vez más inmigración, ya sea nacional o de ciudadanos extranjeros. Solo así se puede explicar que habiendo más fallecimientos que nacimientos se siga ganando población. A este respecto, el IGE refleja que Pontevedra recibió entre 2015 y 2018 (último año del que hay datos) a 11.941 inmigrantes. En el mismo período, dejaron el municipio 10.808 personas. Un saldo favorable de 1.133 residentes que habría ganado el municipio en dicho período.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra acumula cinco años con más muertes que nacimientos