El futuro del párking Veteris ve la luz

El Concello resuelve la adjudicación, se espera que definitiva, de la explotación de un aparcamiento que lleva diez años en funcionamiento


Pontevedra La Voz

El Concello de Pontevedra espera poner punto final estos días a uno de los asuntos urbanísticos que más quebraderos de cabeza ha acarreado en los últimos años: la concesión del aparcamiento subterráneo Veteris. Una instalación que se comenzó a gestar en el año 2003 con una modificación puntual del PXOM, que abrió sus puertas en el 2010 y que varias sentencias judiciales llegaron a poner en serio peligro. 

La junta de gobierno local resolvió este lunes proponer para la adjudicación de la explotación del párking a la empresa Párking Centro Ciudad Pontevedra, vinculada a la promotora Veteris, que en su día construyó el estacionamiento bajo la calle Antón Fraguas (así como los edificios a ambos lados de la vía), y lo viene gestionando desde el año 2010.

La concejala responsable de Patrimonio Municipal, Carme da Silva (BNG), explicó este lunes  que una vez que la empresa presente toda la documentación requerida se firmará un contrato de concesión demanial por un período de 65 años y un canon de 26.500 euros anuales.

Da Silva no ocultó la satisfacción existente en el Concello (tanto entre los políticos como entre muchos funcionarios que llevan años lidiando con este asunto), toda vez que parece que esta vez sí puede ser la definitiva y el aparcamiento subterráneo puede quedar regularizado.

El párking Veteris tiene una superficie total de 6.687 metros cuadrados y 661 plazas de estacionamiento, de las que 218 están vinculadas a las viviendas y 443 son de uso público, en régimen rotatorio.

En el 2010 el Concello había acordado con la empresa promotora la concesión directa de la explotación del párking, lo que acabó dando pie a recursos judiciales y sentencias que llegaron a ser dirimidas por el Tribunal Supremo.

A raíz de los fallos en contra, fue necesario sacar de nuevo la explotación a concurso, pero el elevado coste (la adjudicataria tendría que abonar más de tres millones de euros como canon inicial, pues ese es el valor que se fijó de la obra ejecutada por Veteris) provocó que no hubiese ninguna empresa interesada. Solo la propia Veteris, que no tendría que hacer frente a ese canon inicial.

Desde el año 2015, hasta en tres ocasiones fracasaron los intentos del Concello por adjudicar el párking. La primera, a través de un concurso la libre concurrencia; la segunda, en un proceso negociado y sin publicidad al que se invitó a concurrir a cuatro empresas del sector, incluida la promotora Veteris; la tercera, ante la falta de ofertas, modificando el pliego de condiciones. Esta última optó Veteris, pero un defecto de forma en la documentación presentada por Veteris, la única firma interesada, impidió la adjudicación.

Ahora, el cuarto intento puede ser el definitivo,. La propuesta de adjudicación cuenta con el beneplácito de todos los ser vicios municipales implicado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El futuro del párking Veteris ve la luz