El aluvión de solicitudes y el escaso personal desbordan la oficina del padrón

El Concello habilitará una nueva línea telefónica y contará con más profesionales para agilizar los trámites


La oficina del padrón de Pontevedra está al borde del colapso al coincidir en el mismo mes los trámites de matriculación de los niños en el colegio, la notificación de los integrantes de las mesas electorales y la reactivación de los procesos administrativos habituales que estuvieron paralizados durante el estado de alarma. Además, la oficina del padrón municipal, actualmente en los bajos de la Casa da Luz, tiene personal de baja. Estos condicionantes ha hecho que las quejas por el retraso en la tramitación de los certificados de empadronamiento se hayan multiplicado en los últimos días.

Para intentar mejorar el servicio, el Concello reforzará el servicio con «tres ou catro personas máis e habilitaremos unha liña telefónica». Espera que en los próximos días pueda estar el servicio al máximo para agilizar los trámites. «Llevo varias días llamando y nadie contesta para dar la cita previa y cuando fui allí no me pueden atender sin cita. Estoy desesperada porque necesitaba el papel para ayer», decía Teresa García, que necesitaba el certificado de empadronamiento con urgencia. Su queja no era la única, la cola esta mañana a las puertas de la Casa da Luz se alargaba por la calle San Román, mientras una funcionaria salía a llamar por nombre y apellido a quienes esperaban su turno. En muchos casos habían solicitado la cita hace más de una semana. Y aunque había usuarios muy cabreados, otros entendían que la vuelta a la normalidad conlleve retrasos en la gestión de las administraciones.

La oficina del registro y del padrón se han trasladado a la Casa da Luz a la espera de que acaben las obras en la sede de Michelena, donde hasta ahora se tramitaba esta documentación. En ese espacio cabía más gente, pero las restricciones sanitarias obligan a esperar fuera del edificio y acudir a él con cita previa. Las notificaciones de la campaña electoral y sobre todo el aplazamiento de la matricula de los niños al mes de junio pusieron contra las cuerdas el servicio. Desde el Concello reconocen «el problema» que ha supuesto concentrar estos trámites, habituales de marzo y abril, en esta nueva normalidad. 

El servicio de cita previa está centralizado en el 986 85 03 37 y en el 986 100185, pero en los próximos días se pondrá una línea más en marcha. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El aluvión de solicitudes y el escaso personal desbordan la oficina del padrón