Eduardo Lozano: «Veo muy complicado que se pueda celebrar la feria taurina de Pontevedra»

El empresario tomará la decisión definitiva a mediados de mes


pontevedra / la voz

Si nada lo remedia, Pontevedra se quedarán sin feria taurina este verano. Las restricciones en materia sanitaria por la pandemia del coronavirus hacen, hoy por hoy, esta cita inviable. «Veo muy complicado que se pueda celebrar la feria taurina», reconoció este lunes el empresario de la plaza, Eduardo Lozano.

En todo caso, la decisión definitiva no la tomará hasta mediados de mes, momento en el que, previsiblemente, mantendrá una reunión con representantes del gobierno local. Lozano señaló que, en la actualidad, las autoridades sanitarias impiden la celebración de eventos multitudinarios, circunstancia a la que suma el distanciamiento social: «Creo que va a ser muy difícil. Si tienes que poner al personal a metro y medio de distancia... ¿En un a plaza de toros como mides ese metro y medio», se preguntaba.

«Es un año que ha venido torcido», añadió. En su caso, no se le escapa el hecho de que otras citas de mayor envergadura, como los sanfermines, han suspendido los festejos de este años, mientras otras plazas, caso de Sevilla o Las Ventas, han decidido aplazarlos unos meses. En todo caso, Lozano insistió en que «tengo que hablar con el Ayuntamiento a mediados de julio y ahí ya tomamos la decisión, pero lo más seguro es que no se celebre».

En el caso de la plaza de toros de Pontevedra, al margen de las cuestiones puramente sanitarias, también juega en su contra las económicas. Y es que, ¿es viable, económicamente hablando, una feria taurina con las restricciones actuales?

Por un lado, todo el sector taurino considera un desatino que se puedan celebrar corridas a puerta cerrada y, por otro, con la desactivación del estado de alarma, la regulación de cómo se deben celebrar los festejos taurinos recae en la Xunta de Galicia. Otras comunidades autónomas, donde esta tradición tiene una mayor raigambre, ya han tomado decisiones al respecto. Así, mientras en unos casos se opta por establecer asientos preasignados y reducir el aforo a la mitad, en otras, caso de Comunidad de Madrid con La Monumental, eleva este porcentaje hasta el 75 %.

En el caso de Galicia, no hay nada específico para las corridas de toros, pero sí se aprobó recientemente un protocolo en materia de ocio nocturno, fiestas, verbenas y otros eventos populares y atracciones de ferias. En el caso de equipararse con una verbena o romería, se ha establecido un aforo de una persona por cada tres metros cuadrados hasta un máximo de dos mil personas en el caso de que la superficie útil del recinto supere los ocho mil metros cuadrados. En caso contrario, el límite se sitúa en un millar de asistentes.

Además, «deberán establecerse las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad interpersonal en el interior y en el exterior del recinto y para evitar aglomeraciones». En este sentido, es habitual que en el exterior de la plaza de toros se reúna un número muy importante de aficionados tanto en el momento de acceder al coso, como a la salida, que suelen aguardar al matador que vaya a salir a hombros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Eduardo Lozano: «Veo muy complicado que se pueda celebrar la feria taurina de Pontevedra»