La nueva noche pontevedresa: pago a la entrada de pubs

Muchos locales incluyen una consumición, pero en alguno se pagan 20 euros por barra libre


pontevedra/ la voz

Cobrar entrada con derecho a consumición o morir. Esa es la realidad a la que se enfrentan los empresarios de la noche de Pontevedra o Sanxenxo, tal y como muchos de ellos relataban ayer. Los empresarios del ocio nocturno, que desde ayer pueden reabrir sus puertas tras el obligado cierre por la pandemia, indicaban que, con la bajada del aforo y las medidas de seguridad, tienen que garantizarse que quien accede al local consuma. Por tanto, numerosos pubs consultados en Pontevedra cobrarán en la puerta una cantidad con tarjeta, lo que dará derecho a una copa. Algunos, como la sala Jackson, se apartan de esa tendencia y estipulan un precio de entrada superior -20 euros, concretamente-, pero que da pasaporte a barra libre.

De cómo se afronta esta reapertura tras la pandemia hablaba ayer Julio Barral, que regenta los pubs Fetiche, Aranda y Patrimonio en la ciudad de Pontevedra: «Es una situación complicada porque tienes que trabajar con el mismo personal, ya que hay que cumplir muchas medidas de seguridad, y con mucho menos aforo, con lo cual la rentabilidad no será la misma. Ese es el motivo por el que tenemos que cobrar una entrada que incluye una consumición porque si no sería totalmente inviable», explicó el hostelero.

Daniel Iglesias, otro de los empresarios de la noche pontevedresa, responsable de la sala Jackson, contaba que la pandemia les obliga a cambiar todo su sistema de negocio. No en vano, en esta sala antes se podía acceder con bebida de la calle. Ahora, por seguridad, no se podrá. «Se cobrará una entrada de 20 euros, que dará acceso a barra libre. Es la única forma que vemos de poder seguir adelante. Hemos hecho reformas para adaptarnos a las nuevas medidas, abrimos el viernes y no sabemos cómo va a responder la clientela», decía.

Otros establecimientos míticos del ocio nocturno, como el Moncloa, reabrieron hace algunos días aprovechando que tienen terraza. Ahora, volverán a su esencia de pubs sin abandonar el terraceo. Antonio Fernández, Tonete, su dueño, lo contaba: «Queremos ser pub, pero ser solamente pub ahora no es posible. Veremos cómo va y casi seguro cobraremos entrada para garantizar una consumición mínima».

La sala de fiestas La Luna aplaza la apertura y la discoteca Karma será una cervecería

 

Tirando de retranca y con una sola frase, el empresario Luis Gómez Basalo, uno de los responsables de la sala de fiestas La Luna, explica por qué este emblemático local, al que peregrinan personas de toda la provincia para bailar, no reabre de momento sus puertas: «¿Para qué vas a abrir la boca si no puedes comer? Es mejor tenerla cerrada», espeta. Gómez Basalo insiste en que a La Luna se va, principalmente, a bailar, el suelto o el agarrado y cree que ahora mismo, a cuenta de la pandemia y de los protocolos obligatorios, no es posible que la gente acuda a su local como lo hacía antes, tanto por una cuestión de aforo como de las prácticas que ya no se pueden realizar. Explica que para que la actividad sea rentable en La Luna tiene que darse cabida al menos a unas mil personas, y que ahora mismo solo podrían dejar entrar a unas 400. Debe hablar con sus socios para saber hasta qué momento se mantendrá el cierre. Pero, por ahora, no tiene planes de levantar la persiana.

Sí abrirá, a finales de mes, otro local emblemático de Pontevedra, la sala Karma, conocida por su decidida apuesta por la música en directo. Lo hará sin perder su esencia, la de los conciertos, pero cambiando totalmente de formato. Marcos Rivas, su responsable, confirma el cambio de modelo de negocio: «Pasamos de ser discoteca a ser unha cervexería, coctelería e un sitio no que tamén ofreceremos moitos batidos. Seguimos coa música en directo, con concertos de bandas locais e galegas, pero deixamos o ocio nocturno exclusivo».

Así, Karma abrirá desde las ocho a las 2.30 horas. Rivas confiesa que el nuevo reto le hace mucha ilusión: «Estou moi contento porque é algo que me gusta, un proxecto novo», dice.

Locales del puerto de Sanxenxo notan «bastante ambiente» y tienen buenas expectativas

 

Los locales de ocio nocturno del puerto deportivo de Sanxenxo, uno de los puntos calientes de la movida nocturno en verano, viven una situación distinta con respecto a los pubs pontevedreses. En el caso sanxenxino, buena parte de ellos ya cobraban en la entrada previamente a la pandemia para garantizar una consumición mínima. Aún así, algunos que solo exigían pagar los fines de semana se están planteando también ampliar esa obligatoriedad a los días laborales.

Desde pubs como el Buddha o el Dux, que ya se ponen en marcha, señalaban que ven «bastante ambiente» en la capital del turismo en las Rías Baixas y que por tanto las expectativas no son malas, dentro de un contexto complicado por las restricciones. Desde el Dux recordaban que su local tendrá plasma frío para esterilizar el aire y evitar así posibles contagios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La nueva noche pontevedresa: pago a la entrada de pubs