Ordenan la retirada del coche «chabola» abandonado en el pabellón municipal

El Concello lanza una ofensiva contra estos vehículos en desuso y prevé sacar de las calles una veintena en los próximos días


pontevedra / la voz

Semanas antes de que se decretase el estado de alarma, el Concello de Pontevedra comenzó una ofensiva contra los coches abandonados en la vía pública y ahora, dos meses después y ya en la segunda fase de la desescalada la ha intensificado. Uno de los primeros vehículos que se retirarán de la calle será el Citroën ZX ubicado en la parte de atrás del pabellón municipal, entre la avenida de Compostela y la calle Fernández Cochón «e que se acabou convertendo, primeiro en chabola e co paso do tempo, nun pequeno vertedoiro», según explicó el concejal de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural, Iván Puentes. El edil socialista firmó ya una veintena de declaraciones de automóviles como residuos sólidos urbanos, al mismo tiempo que emitió ocho nuevos requerimientos para la retirada de coches y de una moto.

«Salvo que os propietarios procedan a retiralos da vía pública, o destino de todos estes vehículos será o mesmo que o que, en breve, lle agarda ao Citroën ZX situado na parecela tras o pavillón. A empresa Automociones Catoira encargarase de retiralo, de tratalo e de emitir os correspondentes certificados de descontaminación e destrución, dándoo definitivamente de baixa», explica Puentes.

Todos los expedientes emitidos desde el Servizo de Disciplina Urbanística e Medio Ambiente se iniciaron a raíz de denuncias presentadas por la Policía Local, Policía Nacional y la Guardia Civil entre junio del 2019 y abril de este año. Antes de llegar a este punto se le comunicó a los propietarios que retirasen los coches en un plazo máximo de 15 días. En el caso de que no atendiesen a este requerimiento ni presentasen alegaciones, se procede a la declaración y tratamiento como residuo sólido urbano. «Varios dos expedientes incoados refírense a coches abandonados en dous focos concretos, que son o lugar de Meán, en Os Praceres, nas inmediacións do ceminterio, e o lugar da Ponte do Couto, en Salcedo», señala Iván Puentes, quien recalca que buena parte de estos vehículos son propiedad de determinadas empresas, que «parecen ter decidido empresa estes espazos para estacionalos, semella que dun xeito permanente».

El Servizo de Disciplina Urbanística emitió nuevas resoluciones para declarar a 17 coches como residuos sólidos urbanos y requirió ocho retiradas, entre las que se encuentra el Citroën ZX de detrás del pabellón, pero también la de un Citroën C3 en Alcalde Hevia; un Citroën C15, en la avenida de Vigo; un Ford Transit S-854 y cuatro Nissan, en Ponte do Couto (Salcedo), y una Yamaha NXC 125, abandonada en la calle Dinamarca, en Monte Porreiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ordenan la retirada del coche «chabola» abandonado en el pabellón municipal