La hostelería prepara su segunda vida

Nace una plataforma que aglutina negocios en un mismo espacio virtual y gestiona el reparto


pontevedra / la voz

«Queremos que sea más fácil vivir en estos tiempos impuestos». Con estas palabras que pronuncia Pedro Costas se podría resumir el proyecto que acaba de diseñar junto a su pareja Olalla Beade. Agobiados viendo como algunos de sus amigos hosteleros estaban planteándose cerrar cuando el estado de alarma era solo una posibilidad, ella empezó a darle vueltas a la cabeza viendo cómo poder ayudar. Contaba con los conocimientos informáticos de él y entre los dos sumaban contactos como para intentar, como dice Olalla, «llevar un pedacito de Pontevedra a casa».

Entre los dos han puesto en marcha VivePonte con una única finalidad, ayudar al comercio y la hostelería de la ciudad a través de esta plataforma digital en la que los aglutina para promocionarlos y facilitarles hasta el reparto a domicilio. Cada semana ven como las empresas se unen a su proyecto para poder llegar a casa de los pontevedreses en un momento en el que ellos no pueden salir con la misma libertad que lo hacían hace dos meses. Una especie de Just Eat local que atiende más que a la hostelería, pero que ayuda a esta a darle una segunda vida cuando la primera flaquea.

Han sido muchos los negocios de la ciudad que se han reinventado durante la pandemia para evitar que el cierre temporal se convierta en uno definitivo. Y son varios los que se han apuntado al reparto a domicilio y la comida para llevar. «Reunimos negocios en un mismo espacio para poder subir su catálogo de productos y promocionarlos. Muchos no podrían asumir ahora la puesta en marcha de una web y el envío a domicilio ni por tiempo, ni por dinero», explica Pedro, que reconoce que en estos momentos «es el momento de estructurarlos».

Fácil de utilizar para el cliente

El sistema de trabajo es muy sencillo para el cliente, que a través de la plataforma hace su pedido y ellos lo envían al restaurante y gestionan el trabajo del repartidor. «Ahora somos 7 empleados y estamos en crecimiento», explica Pedro. Además del catálogo que suben de los negocios, VivePonte (viveponte.com) ha dado un paso más bajo el paraguas de un denominador común, las Ponte Experiencias. «Lanzamos campañas que juntan distintos negocios en un mismo paquete. Ahora vamos a hacer uno especial para las mamás. Imagínate, lleva algo de jamón, tipos de panes, chocolates y flores, es un regalo que te llega a casa y colaboras con los negocios de la ciudad», subraya Olalla Beade, que ya anuncia que habrá otro destinado a los niños por su gran esfuerzo durante el confinamiento. «Nos estrenamos con los repartos el día de la madre», puntualiza Pedro, que se encarga de subir el catálogo de los clientes en función de las necesidades. «Subimos listados de 50, 150 o todo el catálogo, como quieran», subrayan los creadores Pedro Costas y Olalla Beade.

Desde VivePonte aseguran que la idea surgió durante el confinamiento, la presión de ver cómo la situación empeoraba y las calles se vaciaban les hizo darle una vuelta a las necesidades que veían surgiendo en su entorno para parir esta plataforma digital. A finales de esta semana tenían 15 negocios asociados, pero cada semana se unen entre tres y cuatro más para intentar dar salida a esa segunda vida a la que se han tenido que unir para sumar en tiempos difíciles.

VivePonte se une así a otras iniciativas similares que nacieron en otras ciudades para intentar combatir la amenaza de Amazon cuando el confinamiento limitó las salidas solo a las compras indispensables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La hostelería prepara su segunda vida