La cita previa y la vía telemática se imponen en la Administración

El Rexistro y el Padrón se estrenan el lunes en la Casa da luz con la agenda completa


Pontevedra / la voz

Llegan nuevos tiempos para la Administración pública. La pandemia provocada por el covid-19 y la necesidad de adoptar medidas para evitar la proximidad entre personas con el fin de evitar contagios y la propagación del virus hacen que las dos herramientas que se van a imponer en un futuro próximo a la hora de realizar trámites sean la cita previa y la vía telemática. Esta última ya se viene implementando desde hace tiempo y cada vez son más los ciudadanos que recurren a hacer trámites a distancia. Los que opten por acudir de manera presencial habrán de acostumbrarse a la cita previa.

En este sentido, el Concello de Pontevedra está acometiendo cambios físicos en su sede principal -Michelena, 30- para que los servicios que más ciudadanos atienden de forma presencia, Rexistro Xeral y Padrón, puedan trabajar con plenas garantías tanto para el personal como para los usuarios.

Así, esta semana se inició una obra para reformar por completo la planta de acceso a la sede municipal, donde se encuentran ambos servicios. El objetivo es crear dos «circuitos» diferenciados, uno para ir al Rexistro y al Padrón y otro para acceder al resto del edificio. Además, se individualizarán y separarán todos los puestos de trabajo, se instalarán mamparas de protección y habrá más espacio de espera

Y mientras se ejecutan los trabajos, durante los próximos dos meses la atención se prestará en la Casa da Luz, en cuyo vestíbulo se ha habilitado una zona de oficinas que acogerá a la decena de funcionarios que suman el Rexistro y el Padrón. Allí solo se atenderá con cita previa, y según explicó este viernes el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), la agenda ya está cerrada tanto para el lunes como para el martes. Las citas se pueden concertar en el teléfono 986 850 337.

Los puestos habilitados disponen todos de mamparas protectoras, y guardan la distancia entre los propios funcionarios. Además, con el fin de minimizar riesgos, habrá una puerta para acceder (por la calle San Román) y otra para salir (la que da a plaza de A Verdura), y los ciudadanos que tengan que esperar por su cita tendrán que hacerlo en el exterior del inmueble. Hay que subrayar que esta dependencia tiene un aforo máximo de veinte personas, incluyendo a los funcionarios.

Además, habrá un horario preferente para personas mayores de 65 años -entre las 13 y las 14 horas- y se recomienda acudir a hacer las gestiones con guantes además de mascarilla obligatoria.

Fernández Lores enmarca esta nueva situación «na reorganización de oficinas municipais» necesaria a raíz de la «epidemia sanitaria que estamos a sufrir en todo o mundo, e tamén en Pontevedra, e que está provocando moitas modificacións cara ao día despois, para que haxa unhas condicións de traballo seguras para todos os funcionarios e tamén para as persoas que se achegan ás oficinas municipais».

Proveedores pontevedreses

El alcalde subrayó que tanto en la obra de Michelena como la habilitación del espacio provisional de oficinas en la Casa da Luz «estamos utilizando provedores locais, estamos traballando con empresas de Pontevedra, con materiais de Pontevedra, instalando mamparas feitas en Pontevedra, porque ademais de reactivar a economía local tamén temos aquí tecnoloxía e innovación suficiente para atender as demandas da sociedade pontevedresa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La cita previa y la vía telemática se imponen en la Administración