Exigen una negociación y plenas garantías para aplicar el plan de reactivación asistencial

Tres sindicatos del Chop advierten a la Xerencia de que el estado de alarma «no es excusa para modificar permanentemente las condiciones laborales»

Protesta de trabajadores convocada por varios sindicatos durante la pandemia en el Hospital Montecelo de Pontevedra
Protesta de trabajadores convocada por varios sindicatos durante la pandemia en el Hospital Montecelo de Pontevedra

Pontevedra / La Voz

Los sindicatos CESM Galicia, Co.Bas y Prosagap exigieron este viernes a la Xerencia del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés una negociación con los representantes de los trabajadores y plenas garantías de seguridad para aplicar el plan de reactivación asistencial anunciado, con el fin de recuperar la actividad asistencial en atención primaria y hospitalaria anunciado por el Sergas en plena crisis del covid-19. La demanda se produce después de la reunión que mantuvieron este jueves cargos directivos con la junta de personal.

Estas centrales sindicales sospechan que la dirección del Chop pretende modificar las condiciones de trabajo del personal sanitario «más allá de las estrictamente necesarias» para atender la emergencia del covid-19, que afectarían a los turnos de trabajo, a la imposición de vacaciones y al retraso en la recuperación de las condiciones laborales previas a la crisis, como la reducción de jornada y los módulos de guardia, entre otras.

CESM Galicia, Co.Bas y Prosagap, que han informado al personal del área sanitaria sobre esta situación y sus propuestas, exponen que el estado de alarma «no es excusa para modificar permanentemente las condiciones laborales de los trabajadores» y detallan en qué términos deben aplicarse. En este sentido, indican que esos cambios deben ser transitorios, proporcionales y estrictamente necesarios; deben responder específicamente a la finalidad de afrontar la emergencia sanitaria y primarán la voluntariedad y evitarán los riesgos para la salud.

Además, dicen, esas modificaciones se recogerán en un plan específico en el que se justifique la necesidad, finalidad y proporcionalidad de esos cambios laborales; contarán con la participación de los representantes de los trabajadores y serán indemnizables. Los representantes sindicales subrayan que al amparo del estado de alarma «no es factible reordenar la actividad sanitaria habitual, ni modificar de forma permanente condiciones laborales, jornadas y horarios», entre otros, y reordenación de recursos humanos, «con informes contrastables de necesidad y eficacia, con la participación de todos los afectados y previa negociación con los representantes de los trabajadores».

La actuación del Gobierno y sus agentes en el estado de alarma, advierten, «está sujeta a responsabilidad y será revisable jurídicamente». CESM Galicia, Co.Bas y Prosagap reiteran que la vuelta a la actividad programada es «una necesidad, pero no puede ser que se haga a costa de los profesionales, y sin las debidas garantías de seguridad y calidad en la atención en los pacientes». En este sentido, concluyen con la propuesta de fortalecer las plantillas y estabilizar la contratación del personal mediante ope (oferta pública de empleo), desterrando la precariedad laboral, y diseñar un plan de trabajo que prime la calidad y la humanización en la atención y tiempo dedicado a los pacientes para tratarlos como merecen, «tiempo que hasta ahora no hemos tenido ni profesionales ni pacientes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Exigen una negociación y plenas garantías para aplicar el plan de reactivación asistencial