«La gente estaba deseando volver a misa»

Los principales templos retomaron la actividad con una reducción de dos tercios del aforo


Pontevedra / La Voz

Con la fase 1 de la desescalada, las misas volvieron a algunos de los templos católicos más emblemáticos de Pontevedra. Y lo hicieron, como no podía ser de otra forma, entre grandes medidas de seguridad higiénico-sanitarias, a pesar de lo cual todas fuentes coinciden a la hora de emplear una misma expresión: «Fue una vuelta con mucha normalidad».

Así, en el caso de San Bartolomé, a los fieles no les supuso problema alguno adaptarse a las nuevas normas. «Hemos tenido un grupo reducido de asistentes a la misa de las nueve y media. Se siguieron las normas recomendadas por las autoridades sanitarias. Fue todo sorprendentemente bien», destacaba ayer el párroco Raúl Lage Radío.

El sacerdote pontevedrés destacó que «la iglesia está señalizada, así como los lugares que debe ocupar cada uno... Todo fue muy bien y la gente, muy correcta», apuntó al respecto.

Otro tanto se podría decir de la Basílica de Santa María, que este lunes prácticamente alcanzó el tercio de aforo autorizado como máximo. «La gente estaba toda deseando volver a misa. Había ilusión», apuntó Javier Porro, párroco de Santa María, quien resaltó que los feligreses «llegaron con bastante antelación a la celebración de la misa».

En el caso de Santa María se optó por, nada mas comenzar los oficios, cerrar las puertas: «Ya no dejamos entrar a nadie más. La gente que había llegado con tiempo tenía las indicaciones que le habíamos dado, pero si llegaba alguien con los oficios iniciados podía despistarse y comenzar a dar vueltas por la iglesia».

Dentro de la basílica, se establecieron bancos alternos y bloqueados haciendo que los fieles solo se pudiesen sentar en los extremos, mientras que «para comulgar la gente guardó las distancias». Como también lo hicieron a la hora de abandonar el templo, momento en el que se consignó a una persona para evitar que los feligreses se arremolinaran a las puertas. «Fue bárbaro, genial. La gente estuvo tranquila, aplicó la normativa del Gobierno, de la Xunta, del Arzobispado y de la parroquia. No hubo ningún problema», añadió Javier Porro.

Pero no en todos los templos se ofició misa, si para las del Santuario de A Peregrina aún habrá que esperar un tiempo, este domingo comenzarán en O Burgo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La gente estaba deseando volver a misa»