Fieles a las recomendaciones sanitarias

Confesiones con mascarillas, sentados en bancos alternos... Así serán las misas públicas a partir del lunes


Pontevedra / La voz

Cuando el próximo 11 de mayo, Pontevedra se adentre previsiblemente en la fase uno de la desescalada, una de las actividades que se retomarán son las celebraciones eucarísticas en los templos de la ciudad. Y lo harán con limitación de aforos y extremando las medidas higienicosanitarias.

De este modo, en los últimos días, los responsables de las iglesias están ultimando todos los detalles para que las misas se puedan oficiar con todas las garantías. Es el caso de la basílica de Santa María, donde la iglesia ha permanecido abierta de guardia estas semanas para que los fieles pudiesen ir a rezar.

No obstante, y ya pensando en el próximo lunes, se establecerá la obligatoriedad de mantener el distanciamiento social, mientras que en las confesiones «tanto el sacerdote -según explica el párroco Javier Porro-, como el feligrés tendrán que llevar mascarilla». Asimismo, se han señalizado y restringido los espacios en las bancadas, de tal modo que los fieles solo podrán ocupar bancos alternos.

De igual modo, en San Bartolomé también se ha procedido a la desinfección exhaustiva de su interior. «Desde el primer día estamos siguiendo las instrucciones de los técnicos sanitarios», remarcó el párroco Raúl Lage Radió, quien confirmó que el templo abrirá sus puertas «con las debidas medidas» este lunes para la celebración de la misa de las nueve y media de la mañana.

Entre otras medidas adoptadas, se prestará especial atención a la desinfección de las manos -«estará una persona a la entrada proporcionando gel a los feligreses»-, que se respete el distanciamiento social de dos metros en el interior del templo, así como se procederá a la numeración de los bancos para señalar el número máximo de personas que los pueden ocupar. De igual modo, en la celebración de la misa se pondrán en práctica las medidas expuestas por la Conferencia Episcopal.

Donde por ahora no se oficiarán misas, «ni celebraciones de cualquier tipo», es en el Santuario de A Peregrina. Raúl Lage precisó que este céntrico y emblemático templo, por el contrario, permanecerá abierto «para visitas particulares conservando la distancia entre personas y respetando el número máximo que pueden juntarse dentro».

Lage Radió tiene claro que «va a ser muy complicado adaptarse, pero intentaremos hacerlo lo mejor posible». Es por eso que mantiene que el mejor consejo «es seguir las normas que dictan las autoridades sanitarias. En eso queremos ser tremendamente fieles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fieles a las recomendaciones sanitarias