«Esta pandemia la van a estudiar otros alumnos en el futuro»

Alumnos del IES Sánchez Cantón elaboran diarios del confinamiento como tarea académica

Alumnos del IES Sánchez Cantón de Pontevedra que elaboran un diario de la pandemia
Alumnos del IES Sánchez Cantón de Pontevedra que elaboran un diario de la pandemia

pontevedra / la voz

Su profesor se lo propuso como un trabajo voluntario: hacer un diario de la pandemia. Se marcó el 12 de marzo como fecha de inicio. La iniciativa del docente del IES Sánchez Cantón de Pontevedra Pablo Alonso de Vega estaba dirigida a alumnos de 3º y 4º de la ESO y de 1º de bachillerato. Los que se esforzaran en ser pequeños historiadores tendrían su recompensa.

Raquel Magariños, Claudia Iñarrea e Iago Iglesias son tres de los estudiantes que siguen al pie del cañón con su diario. Son tres de los más de 50 que se han implicado con la propuesta de su profesor. Iago Iglesias estudia 4º de la ESO. Cuenta que se decidió a participar porque le pareció interesante hacer un diario. «La pandemia es un fenómeno histórico muy importante y quizá irrepetible en nuestras vidas», dice. Lo cogió con mucho cariño y escribe cada dos o tres días, «depende de lo que pase». Este estudiante confiesa que al principio llevó bastante bien el confinamiento, pero que ahora se le están agotando las energías. «Se nota el cansancio, yo soy un chico deportista e intenté fijar unas rutinas de estudio y de otras cosas, pero ahora ya...».

A Iago uno de los aspectos que más le sorprendió tras el estado de alarma y la suspensión de las clases fue que en su instituto muchos lo festejaran como unas vacaciones. «Yo no lo entendía, creo que no eran conscientes de lo que iba a pasar. Cuando se murió un familiar de una profesora de la academia y te toca bastante cerca la cosa cambia», expone. Iago es de los que comparten lo que escribe con su familia. «Les gusta y a veces nos echamos unas risas porque cuento pequeñas broncas que tenemos en casa».

Raquel Magariños que, al igual que Claudia Iñarrea, está en 1º de bachillerato, hace su diario de una pandemia porque más que por la nota tuvo desde pequeña el gusanillo de escribir. «Vi este trabajo como una oportunidad. Al principio me costó porque pasaban muchas cosas. Ahora intento combinar datos objetivos de España y de Galicia con cómo lo estoy viviendo yo». Esta chica, al igual que sus compañeros, envía semanalmente su diario a su profesor. Desvela que personalmente pensó que iba a llevar peor el confinamiento en casa porque «soy muy sociable y necesito el contacto físico, aunque estoy deseando salir». Reflexiona sobre lo que cambian las cosas. «Parecía que el coronavirus no iba a llegar aquí. En Historia estudiamos cosas del pasado y esta pandemia la van a estudiar otros en el futuro. Ahora me da pena dejar el diario y voy a seguir hasta el final. Conservarlo y leerlo dentro de unos años será interesante para recordar», apunta Raquel, que quiere estudiar Derecho.

Por su parte, Claudia Iñarrea comenta que tuvo que darle un aire a su diario de una pandemia. «Al principio pegaba titulares y después le di un toque más persona, que es lo que nos pedía el profesor». Esta alumna escribe todos los días en su diario. Junto a esas reflexiones propias sobre el confinamiento y el cambio social, Claudia recoge cifras de Galicia, España, Estados Unidos e Italia. Aunque ella se sintió peor los primeros días, las jornadas de reclusión van pasando factura. «Estuve más agobiada, ahora prefiero no pensar». Esta chica solo comparte su diario de una pandemia con su profesor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Esta pandemia la van a estudiar otros alumnos en el futuro»