A Barcelona una vez al mes para poder entrenar «en condiciones»

Las instalaciones en las que se prepara la campeona del mundo júnior Melania Rodríguez no le permiten avanzar al mismo ritmo que sus competidoras


pontevedra / la voz

Melania Rodríguez apunta alto. Después de haber sido campeona del mundo júnior en doble mini tramp dos años y campeona de Europa júnior aspira a tocar techo con su participación en los Juegos Olímpicos. Tiene complicada su clasificación para este año, pero ella trabaja a medio plazo y fija en Paris 2024 su gran oportunidad. En esta carrera personal por llegar lejos se ha topado con una serie de inconvenientes que la han obligado a viajar a Barcelona una vez al mes para poder entrenar en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la capital catalana.

«La situación aquí, en Pontevedra, no es la adecuada, no son unas instalaciones dignas para una deportista de este nivel», señala su entrenador, Pablo Hinojar, que enumera las carencias que encuentran en las instalaciones de A Xunqueira donde se entrena a diario. «Hay poca altura, si hace frio, te congelas, y cuando hace calor, te cueces», resalta el técnico de la gimnasta, que además asegura que se cuelan palomas, e incluso gaviotas, que sobrevuelan el elástico sobre el que entrena Rodríguez. «No es un pabellón, es una cubierta de colegios», puntualiza. Desde el Concello, el concejal de Deportes, Tino Fernández, reconoce que «tienen una situación precaria que estamos intentando resolver, el proyecto de A Parda lleva un módulo de gimnasia deportiva, hemos ido a Guimaraes para ver un modelo que sea aplicable».

Ante esta situación, la deportista hace las maletas una vez al mes para entrenar junto a las mejores gimnastas del país y estar en contacto con el seleccionador nacional. «Allí las camas elásticas están perfectas, son muy nuevas y tienen la capacidad de cambiar los muelles cada poco tiempo», explica Melania Rodríguez, que pese a estar cómoda en Barcelona no se plantea trasladarse al centro de alto rendimiento. «No me cambiaré, estoy mejor aquí con mi entrenador», reconoce. La federación gallega y la española se encargan de costear los desplazamientos de la gimnasta pontevedresa a Barcelona una vez al mes, aunque en marzo no podrá hacerlo por el coronavirus. «Es una deportista por la que apuestan, son conscientes de su proyección. Allí están sus rivales y le sirve para motivarse», comenta Hinojar. Pero viajar a Barcelona no es tan sencillo, a Melania le supone tener que cuadrar también la agenda académica para poder cursar segundo de bachiller. «Aquí estamos limitados, avanzamos, pero desde Pontevedra es más lento», comenta el entrenador con el que trabaja desde que era una niña, salvo en la etapa en la que estuvo en el centro de alto rendimiento de Madrid.

Melania se prepara ahora para participar en el Europeo del próximo mes de mayo en Suecia en doble mini tramp y trampolín. Es la última opción para acudir a los Juegos Olímpicos después de una temporada marcada por las lesiones, primero por una dolencia en el pie, y después por una accidente de coche que le afectó a las cervicales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Barcelona una vez al mes para poder entrenar «en condiciones»