Esta es la música con la que se inspiran los mejores cocineros

Pepe Solla, Pepe Vieira, Iñaki Bretal y Rubén Domínguez se mueven entre fogones a ritmo de rock


pontevedra / la voz

Toda una jornada en la cocina necesita inspiración, concentración y mucho ritmo. Los cocineros de Pontevedra le ponen rock en sus comidas. Nos colamos en sus cocinas para saber que entra por el oído, además de disfrutar de los que entra por el gusto y el olfato. Las cocinas y obradores se han convertido en una pista de creación en la que Pepe Vieira, Rubén González, del Cafetín; Iñaki Bretal, de Eirado da Leña, y Pepe Solla se ponen muy roqueros, cada vez más.

«La música nos enchufa para cocinar, nos motiva un montón», comenta Rubén González, que reconoce que la play list varía mucho en función del día, pero casi siempre se impone «la marcha». En la cocina de su gastrobar de la Alameda se escucha Blinding Lights, de The Weekeend, Tomes and I, de Monkey; Shallow, de Lady Gaga; Memories, de Maroon Five, y Macaulay Culkin, de Ladilla Rusa. Está última desentona en esta lista, pero, entre risas, el chef del Cafetín asegura que es la que suena cuando ya está todo más relajado y toca recoger. «Aquí tocamos todos los palos, flamenco, rock y pop español», explic este cocinero.

Y si hay alguien que el rock le corre por las venas con casi tanta fuerza como la gastronomía es a Pepe Solla. Roquero confeso y guitarrista aficionado, en su cocina siempre hay música. Aunque a veces se cuela la play list de alguno de los miembros de su equipo que no le convence tanto, asegura que en su top cinco está en primer lugar State of love and trust, de Pearl Jam, seguida de Walk, de Foo Fighters; The Golden Rule, de Biffy Clyro; y Stay with me, de Faces, una banda legendaria en la que estaba Rod Stewart y Keith Richrads. «La música me ayuda mucho en el estado de ánimo y si tienes carga de trabajo, consigue darte ese plus y meterte más en faena», comenta Solla, que aunque escucha mucha música española, prefiere no dar nombres «para que no se enfaden mis amigos», bromea. En su vida siempre hay acordes, ya sean los que da él como los que escucha. «La música puede estar presente sin que te perturbe, ni te impide hacer tu trabajo», reconoce el estrella Michelín.

Lo mismo piensa su compañero Pepe Vieira. En la cocina del restaurante de Camiño da Serpe, el cocinero saca su lado más roquero y gallego. Su play list arranca con O fillo de José, de Heredeiros da Crus; Fai un sol de carallo, de Siniestro; Dolores se llama Lola, de Los Suaves; y Fiesta de los maniquíes, de Golpes Bajos. Eso sí, cuando acaba con estas canciones a las que le pone nombre, amplía su lista para incluir todas las de Rosendo. Pepe Vieira es el único de los cocineros de Pontevedra que pone melodías cañeras gallegas para cocinar.

En la casa de Iñaki Bretal, el alma de O Eirado da Leña, el rock manda entre fogones. Como el resto, admite las sugerencias de su equipo, pero cuando le toca imponer a él su play list no hay nada que lo meta más en faena que Thunder, de AC/DC. Además de la banda australiana, Bretal también deja hueco para Total Elipse, de Bonie Tyler, Run Away, de Bon Jovi, y Burn to run, de Bruce Sprinsteen. Pero esta lista de Iñaki estaría incompleta sin Heredeiros da crus. Para demostrar lo importante que es en su lista, canta alguna de ellas casi sin parar a respirar. «Podo cantala completa, a música pon as pilas», comenta un cocinero de lo más roquero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Esta es la música con la que se inspiran los mejores cocineros