El Juzgado de Menores busca a dos niñas implicadas en el güija

Ocho vándalos dañaron un chalé en una sesión de espiritismo en la que grabaron un círculo en la mesa y quemaron fotos familiares antiguas

Imagen de archivo de los juzgados de Vigo
Imagen de archivo de los juzgados de Vigo

vigo / la voz

El Juzgado de Menores de Pontevedra busca a dos niñas que estarían implicadas en los actos vandálicos en un chalé de la comarca de A Louriña en los que una pandilla hizo espiritismo con una güija. Para comunicarse con ultratumba, los menores grabaron con un cuchillo un círculo en una mesa. La güija es un sistema inventado en el siglo XIX para establecer contacto con los espíritus a través de preguntas que los seres del otro mundo responden con golpes. Hay noticias de un caso similar en Vigo.

El juez de menores acaba de abrir un procedimiento contra seis niños o adolescentes, con edades comprendidas entre los 8 y los 13 años, y busca a las dos cómplices que los acompañaban. Una está prácticamente identificada y falta por localizar a la octava integrante del grupo vandálico. Según la acusación, ambas chicas entraron con sus compañeros de juegos en la vivienda y estuvieron presentes durante la noche en la que celebraron la sesión de espiritismo y los posteriores daños. El chalé es una casa de campo que solo está habitada en verano pero no abandonada. Una vez dentro, los menores corrieron las cortinas para que las luces encendidas no delatasen la presencia de intrusos.

Una vez que estén identificados los ocho presuntos vándalos, el magistrado les citará para que presten declaración y den su versión de los hechos.

«Daño sentimental»

Los propietarios de la vivienda denunciaron a los ocho menores porque les causaron un grave «daño sentimental» al destruir objetos con un gran valor familiar que había dentro de la vivienda. Por ejemplo, los vándalos quemaron numerosas fotos antiguas de la familia, incluidas imágenes de una primera comunión y otros recuerdos de los propietarios.

Además, los perjudicados cuantificaron en 2.000 euros el valor material de los daños en el mobiliario. Rajaron sofás y mesas, paredes y persianas.

El incidente fue en el entorno próximo a Ponteareas, Covelo y As Neves. Tras la denuncia, salió a la luz que hubo un hecho de características similares en una casa de Vigo, pero se desconocen más datos.

Los menores, supuestamente, hicieron esos destrozos aprovechando unos días de vacaciones escolares. Las autoridades investigan si consumieron algún tipo de drogas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Juzgado de Menores busca a dos niñas implicadas en el güija