Tafisa y Valdecorvos, puntos negros de la ciudad en el abandono de coches

El Concello de Pontevedra tiene 79 expedientes abiertos, algunos iniciados en el 2017


pontevedra / la VOz

Basta recorrer el centro de la ciudad y sus parroquias para saber cuáles son esos rincones de la ciudad donde se van a morir muchos de los coches de los pontevedreses. Escondidos a las zonas de tráfico más concurridas o incluso a la vista de muchos peatones, aparecen en el Concello 79 expedientes de coches abandonados en una ciudad de apenas 118 kilómetros cuadrados. Pero, ¿cuáles son esas zonas donde la gente deja hasta el olvido sus vehículos? Valdecorvos y la zona de Tafisa son, sin duda, los lugares preferidos para el abandono.

En este último junto al río, detrás de los enormes edificios que están levantando Solvia y Metrovacesa está un aparcamiento disuasorio, pero también en espacio donde arrinconar coches, especialmente si fueron utilizados para delinquir. Muchos de los que acaban en esta situación provienen de actividades ilícitas y otros, son abandonados por personas que compran uno nuevo y en lugar de llevar el viejo al desguace, lo dejan tirado sin saber que acabarán buscando a su dueño.

Un Peugeot 206 sin lunas, sin ruedas y sin buena parte de la chapa delantera descansa en Tafisa desde hace tantos meses que en los próximos días será retirado por el Concello de Pontevedra. No es el primero, pero si el único que queda ahora en esta zona, al igual que en Valdecorvos, donde comparten estacionamiento con el resto de utilitarios. La falta de iluminación de la zona propicia ese abandono. Allí descansa otro vehículo aún más destartalado y algo carbonizado, que también desaparecerá en esa ofensiva que lanzan ahora para limpiar de residuos urbanos, como se llama a los coches oficialmente abandonados. «Están esparcidos por Tafisa y Valdecorvos porque son áreas en las que hay pocas viviendas y casi no hay nadie paseando de noche», comenta Iván Puentes, concejal de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural.

A pesar de que estos son los espacios preferidos por muchos conductores, hay abandonos en otros puntos de la ciudad, como un Opel Astra, que duerme desde haces meses en la N-550, en la parroquia de Cerponzóns, o un Seat Ibiza, que los vecinos ya ni recuerdan cuanto tiempo lleva en Mourente junto a la gasolinera de Repsol. Los otros descansan con hierba bajo su motor en la Esculca de Abaixo, en Salcedo, o en el Camiño Lampreira, en Alba. La ofensiva está servida y desde el Servizo de Disciplina Urbanística e Medio Ambiente empiezan la retirada de todos aquellos expedientes que están cerrados.

Procedimiento complejo

Abandonar un coche no es una tarea fácil. Aunque parezca que dejarlo aparcado sin moverlo no supone ningún riesgo, no es así. El procedimiento que convierte un coche en un sólido urbano es tan largo, que a veces se prolonga años. De hecho, de los 79 actuales, hay cinco expedientes abiertos que se iniciaron en el 2017. Otros ocho pendientes de resolver son de 2018, mientras la mayoría comenzaron en el 2019, cuando el Concello tramitó 55. En lo que va de 2020 son once procesos abiertos. ¿Cómo y quién decide que un coche está abandonado? Existen dos vías, la primera es que algún vecino avise de que está ahí estacionado y la otra, sería la policía la que se dé cuenta de que está en situación de dejadez, o bien por el estado en el que se encuentra o por algo mucho más sencillo, cuando la hierba empieza a crecer en el suelo que cubre. Una vez localizado, no se pueden retirar. Los agentes tendrán que ver primero el número de matrícula y de no tenerlo, tendrán que comprobar el de bastidor para que se pueda localizar en la base de la DGT al propietario del vehículo.

La administración local tiene hasta tres oportunidades para ponerse en contacto con él dueño correo certificado. Si este lo retira o lo mueve, problema solucionado sin sanción, de no ser así, llegará la publicación en el Boletín Oficial del Estado. Y desde ese momento solo tendrán 15 días para moverlo, si no ocurre, el Concello lo retirará y entregará en Automociones Catoira, centro homologado para su recepción y tratamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tafisa y Valdecorvos, puntos negros de la ciudad en el abandono de coches