Rufo rompe un maleficio de casi cinco años

El triplete conseguido por el delantero granate es el primero en casi 1.800 días


No han sido pocos los delanteros que han pasado por el Pontevedra desde su regreso a Segunda División B. Alguno como Mario Barco lleva varias temporadas ya en Segunda División, pero ninguno de ellos había conseguido alcanzar el siempre codiciado hattrick de goles que permite llevarte el balón para casa.

Rufino Familiar, el flamante fichaje estrella del Pontevedra en el mercado invernal, tardó seis partidos en hacerlo y se metió en el bolsillo a una afición de Pasarón que hasta entonces tan solo le había visto marcar en el estadio lerezano vistiendo la camiseta del Internacional de Madrid. Los tres goles de Rufo al Castilla sirven para que el nueve granate se quite la presión del gol de encima.

El árbitro no le dejó salir por la zona habitual tras su cambio al final del partido ante el Castilla y el delantero se dio un baño de masas al tener que salir del terreno de juego dando una vuelta al estadio, con paradas para hacerse fotos incluidas.

Hace falta remontarse casi cinco años atrás, en la temporada del ascenso a Segunda División B, para ver la última vez que un jugador de Pontevedra anotó tres goles en un mismo partido. Y en aquella ocasión no fueron tres, sino cuatro las dianas que el delantero del Pontevedra Jorge Rodríguez anotó en la que fue la goleada más abultada de la historia pontevedresa reciente. Su póker de goles se produjo en el 0-8 que el entonces líder Pontevedra entrenado por Luisito le endosó al Bertamiráns, colista aquel año en Tercera División. Fue el 29 de marzo del 2015.

En esta casi media década de fútbol en Segunda B, delanteros como Borjas Martín, Pablo Carnero, Mario Barco, David Añón, Éder Díez, Iván Martín o Arruabarrena a engrosado las cifras goleadoras granates con varios dobletes que le han otorgado muchos puntos a la escuadra lerezana, pero nunca habían conseguido superar la barrera de los dos tantos.

Tres fueron los futbolistas capaces de anotar la tripleta anotadora en la oscura etapa de Tercera División. Además del más reciente Jorge Rodríguez, también completó un póker de cuatro goles Jacobo en la temporada 12-13 ante el Narón. El año anterior fue Yago González el que firmó un hat-trick en 20 minutos que le sirvió al Pontevedra para ganar al As Pontes en casa. Curiosamente este fue el único que sucedió en Pasarón.

En cuanto a la división de bronce del fútbol español, la última vez que un futbolista con la camiseta del Pontevedra celebró tres goles en un mismo partido fue hace diez años, el la temporada 09-10. El hoy jugador del Eibar, Charles, anotó su hat-trick en el Anxo Carro en la victoria del Pontevedra al Lugo por 2-4. Aquella temporada los granates, bajo las órdenes del hoy entrenador del Ibiza Pablo Alfaro, acabaron jugando el play off.

.

Pichichi de Segunda B

Así las cosas, Rufo rompió cinco años de maleficio en los tripletes para el Pontevedra, diez si nos ceñimos solo a la Segunda B. Sus tres goles ante el Castilla sirvieron para romper de paso la mala dinámica del equipo en liga y, en lo individual, para auparle hasta el primer peldaño de la lista de máximos goleadores del grupo I de Segunda B con 16 tantos, cuatro de ellos con la camiseta granate. Tan solo Álvaro Bustos, con seis goles, ha marcado más que él en este Pontevedra.

Rufo es también el artillero más destacado de los cuatro grupos de la división de bronce ya que los delanteros más anotadores de Segunda B están todos jugando en el grupo primero.

Cabe decir que es su segundo hattrick en la presente campaña. El delantero madrileño ya anotó tres goles en la primera vuelta, todavía vistiendo la camiseta del Internacional, en la victoria del equipo de Boadilla (5-1) contra el Melilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rufo rompe un maleficio de casi cinco años